Macho Man Monastrell

Puro reflejo del territorio

En tan sólo 6 años Casa Rojo –una jovencísima empresa vinícola fundada en 2011– ha traído un aire fresco al mundo del vino, capitaneando el grupo de bodegas que han revolucionado el sector, ampliando el disfrute del mismo a una experiencia completa, no sólo a su consumo. En estas páginas descubrimos algo más de los “enólogos creativos” que están al frente de la misma y en concreto del vino que Casa Rojo elabora en la D.O.P. Jumilla, en el Paraje de La Raja, Macho Man Monastrell, un tinto tan espectacular como su nombre.

Macho Man Monastrell
Tipo: Tinto
D.O.P: Jumilla
Variedad: Monastrell
Graduación: 14%
P.V.P: 17 €

La expresión más fresca de la variedad monastrell. Un Jumilla que, entre otros reconocimientos, ha logrado llamar la atención de uno de los Master of Wine más prestigiosos, Tim Atkin, quien lo eligió entre los 100 mejores vinos de España en el certamen Wines from Spain Awards.
Procedente de 6 parcelas de viñedos de monastrell del Paraje de La Raja (donde se encuentra la bodega) entre las sierras de El Carche y La Pila. Viñedos con edades comprendidas entre los 20 y los 70 años y con una vendimia manual por tramos óptimos de maduración, en cajas de 15 kg.
La uva llega a bodega en camión refrigerado en pocos minutos para pasar por una doble mesa de selección a su entrada. La fermentación se realiza en depósitos troncocónicos inversos de 7.000 litros. Crianza durante 5 meses en barricas de roble francés de primer año de las tonelerías Saury, Seguin Moreau, Saint Martin y Ana.
Macho Man Monastrell es el puro reflejo del terreno de donde procede, con aromas a frutas rojas (ciruela, cereza), romero, tomillo y notas de cacao. Fresco, sedoso, aterciopelado, una explosión impresionante de fruta.

Una bodega revolucionaria

Con su especial visión del mercado Casa Rojo ha conseguido revolucionar el mundo del vino. Para ellos no es suficiente con producir un vino de gran calidad. Todo lo que gira en torno a éste tiene que estar cuidado al milímetro y extremadamente analizado.
Persiguen reflejar el terroir, el aroma, su procedencia, y lo consiguen con sus 9 proyectos, cada uno de ellos en una denominación de origen de España. Pequeñas producciones con uvas autóctonas reflejando fielmente su tipicidad.
Con el equipo repartido entre Jumilla (Paraje de La Raja) y Ribera del Duero (Vadocondes), este joven pero experimentado grupo de murcianos profesionales del mundo del vino hace de su diversidad de perfiles uno de sus puntos fuertes. Sumilleres, periodistas, enólogos, diseñadores, productores de cine, economistas… un equipo sumamente heterogéneo que tiene muy claro lo que quiere: elaborar el vino perfecto y, por supuesto, comunicarlo a la perfección. Todo suma, saben que todo puede romper la cadena de valor, de calidad, por eso controlan desde la fecha exacta de vendimia, la selección de las mejores uvas en el viñedo o la gestión del viñedo con los agricultores a los que consideran su principal activo.

Filosofía
En Casa Rojo sienten pasión por el vino, esa frase resume a la perfección el punto del que parte su proyecto. Entienden el vino como la expresión de una familia, de una tierra, de un clima, de un origen, en definitiva. La gran diversidad de terruños y climas del Mediterráneo les ofrecen toda una gama de uvas locales, fieles a cada tipo de terroir.  Ese es el patrimonio vinícola que pretenden reflejar en sus vinos.
Además, en un sector regido por el poder de los grandes grupos, Casa Rojo plantea una visión innovadora y revolucionaria. Mas allá del lugar del embotellado o de las grandes bodegas está la viticultura, la enología y el diseño de un vino, que al final es el transmisor del placer de tomarlo.

Enoturismo
En Casa Rojo desean compartir su experiencia vitivinícola con con todo aquel que se anime a visitarlos. Proponen conocer el mundo del vino de una forma cercana donde los visitantes puedan ver el lado más invisible de la enología, descubrir juntos la magia de los viñedos, la sabiduría que vive en las barricas, en las botellas y cómo se trabaja para conseguir unos vinos que hablan de una tierra y de una gente que ama lo que hace.

Gama de vinos
Casa Rojo acaba de presentar la cuarta añada de este espectacular proyecto. Una gama en la que la protagonista, de nuevo, es la uva. José Luis Gómez, Laura Muñoz y Patrick Meraz son los enólogos que capitanean la elaboración de las 9 referencias. 9 vinos con carácter propio y personalidad única:
-La Marimorena, Albariño (DO Rías Baixas)
-The Orange Republic, Godello (DO Valdeorras)
-Ladrón, Mencía (DO Bierzo)
-El Gordo del Circo, Verdejo (DO Rueda)
-The Invisible Man, Tempranillo (DOC Rioja)
-Alexander Vs The Ham Factory, Tinta Fina (DO Ribera del Duero)
-Maquinon, Garnacha (DOQ Priorat)
-Moltó Negre, Trepat (DO Cava)
-MachoMan, Monastrell (DO Jumilla)

Elegida de nuevo segunda mejor Bodega del Año
La bodega murciana se ha quedado a las puertas por dos años consecutivos de conseguir el primer puesto (este año ha sido la prestigiosa bodega riojana Izadi la que se ha alzado con el reconocimiento) en el concurso que organiza la web de vinos Verema para elegir a la Bodega del Año. El sistema de votación es simple y totalmente democrático, ya que durante varios meses se realiza una votación pública para que todos los usuarios de la web y seguidores del mundo del vino puedan votar a la mejor bodega del año, al mejor vino tinto, blanco, etc.
Esta noticia alcanza una mayor transcendencia cuando sabemos que este hecho, quedar medalla de plata dos años consecutivos, no se había dando antes en la historia del concurso. Sin embargo, este éxito no ha alterado a estos jóvenes profesionales que ven la enología como un arte multidisciplinar. En palabras de Fran Hidalgo, director de comunicación de Casa Rojo: “Para nosotros no es más que un premio a la labor que desarrollamos cada día, precisamente se nos reconoce por lo que nos gusta hacer. No nos cuesta trabajo luchar por mejorar puesto que hacemos lo que amamos. Por supuesto que estamos muy contentos de este segundo puesto por segundo año consecutivo, pero lejos de conformarnos ya estamos pensando en qué va a pasar el año que viene”.
Lo cierto es que en un panorama tan dominado por las grandes empresas vinícolas del norte, o por las bodegas de millones de litros de producción, esta bodega ha sabido hacerse un hueco con un modelo fresco y actual de entender la viticultura y ha acercado el mundo del vino a una nueva generación que se encontraba más atraída por otro tipo de bebidas.