VINO

Ya están a la venta las entradas para el Vintae Wine Fest

Hoy salen por fin a la venta las entradas de uno de los festivales más divertidos y diferentes de los muchos que se organizan en España: el Vintae Wine Fest. Una mezcla de vino, gastronomía, música, fiesta y fantasía temática que cada año organiza en San Vicente de la Sonsierra (La Rioja) la Compañía de vinos Vintae. Este año tendrá lugar el 30 de septiembre y el 1 y 2 de octubre.

Foto: Gilbert Bagés – @drinkinmoderation

El Vintae Wine Fest tiene auténticos fans que llevan semanas pendientes de la fecha de salida a la venta de las entradas para una fiesta que muchos catalogan como “el mejor fin de semana del año” y que este 2022 promete serlo mucho más, tras dos años sin poder celebrarse por la pandemia. Por fin hoy pueden conseguir sus entradas a través de la web del festival https://www.vintaewinefest.com/compra-entradas/ al precio de 160 €.

Ese afán por conseguir las entradas no es para menos, ya que el Vintae Wine Fest no es un festival al uso. “Comenzó hace 16 años como una fiesta de amigos, a la que año a año se fueron uniendo amigos de amigos, y amigos de amigos de amigos… hasta que hace ya unas cuantas ediciones decidimos institucionalizarla como nuestra fiesta anual en honor al vino y la amistad”, explica Richi Arambarri, CEO de la Compañía de vinos Vintae, que organiza el fiestón.

El Vintae Wine Fest gira, cómo no, en torno al vino, pero lo hace siempre con una temática diferente cada año, que marca desde la decoración del pueblo a las actividades, la música, y, cómo no, el atuendo de los festivaleros. Ha habido temáticas para todos los gustos: The Wine Gatsby, ambientado en los años de la ley seca, el Wine Wild West, en la que convirtieron San Vicente de la Sonsierra en un pueblo del lejano oeste, o VIllavintae de Arriba, las fiestas de pueblo que todos hemos disfrutado alguna vez. La gastronomía, la cultura y la hospitalidad riojana impregnan todo el fin de semana, creando una actividad enoturística única a través de la que Vintae transmite la tradición y la historia del vino de forma divertida y desenfadada.