• RESTAURANTES

    Veuve Clicquot desvela su nuevo vintage La Grande Dame 2008, de la mano de Fina Puigdevall

    La chef con dos estrellas Michelin, Fina Puigdevall, se une al “Atelier de Grandes Damas”, el proyecto de Veuve Clicquot que nació en 2018 destinado a rendir homenaje a los valores de su fundadora. La propietaria y chef del restaurante Les Cols (Olot Girona), con una prestigiosa trayectoria a sus espaldas, encarna en el presente los valores de Madame Clicquot (innovación, pasión y superación). Fina es todo un referente en el mundo de la gastronomía gracias a su capacidad para reflejar en sus platos toda la sencillez y la excelencia a través de la creatividad.

    Fruto de la colaboración entre Fina Puigdevall y Veuve Clicquot, Les Cols abre las puertas en exclusiva para la marca con motivo de la revelación de su nuevo vintage La Grande Dame 2008. La presentación del nuevo champagne contó con Fina como extraordinaria anfitriona además de la presencia de Pierre Casenave, enólogo de la Maison.

    La Grande Dame 2008

    La Grande Dame es un vino que pretende rendir tributo a Madame Clicquot a la vez que refleja el terroir de Veuve Clicquot. La frescura, la delicadeza, elegancia y mineralidad son las palabras clave que la definen. En esta búsqueda de la perfección, Dominique Dermarville, jefe enólogo de Veuve Clicquot releva su primera Grande Dame a través de este vintage: La Grande Dame 2008.

    Nota de cata

    La primavera de 2008 fue fresca y lluviosa. Gracias a un verano también fresco pero seco, las uvas maduraron en excelentes condiciones. Se han tenido diferentes factores en cuenta para mantener el respeto por la tradición y la búsqueda de la excelencia de la Maison: la excepcional calidad de las uvas y una destacada acidez que recordó a otros vintage de Veuve Clicquot como 1995, 1985 o 1979.

    La Grande Dame 2008 es una exclusiva combinación de 6 de los 8 históricos Grands Crus de la Maison. El assamblage contiene un 92% de Pinot Noir procedentes de los históricos Grands Crus de Veuve Clicquot en Aÿ, Ambonnay, Bouzy, Verzy y Verzenay. El 8% restante es de Chardonnay del Grand Cru en Le-Mesnil-sur-Oger.

    En su primera creación de La Grande Dame, el chef de cave Dominique Demarville desvela un assamblage con un 92 % de Pinot Noir, el mayor porcentaje en la historia de Veuve Clicquot. El predominio de Pinot Noir proporciona la estructura tan característica de la marca. De acuerdo con la tradición y los estándares de referencia de la Maison, la cuvée ha sido envejecida durante 10 años en las históricas bodegas de Veuve Clicquot.

    «Mi visión es llevar La Grande Dame a la finura y elegancia que el Pinot Noir nos ofrece en estos Grands Crus. En cierto modo, este es el cambio de Veuve Clicquot: combinar profundidad y sedosidad con ligereza y elegancia en esta cosecha excepcional» ha declarado Dominique Demarville.

    La Grande Dame 2008 tiene un sorprendente brillo de color dorado claro. En un principio causa impacto, tanto aéreo como delicado. Al ser liberado, presenta notas de frutos secos (almendras, higos y albaricoques), frutos blancos maduros (peras), y finalmente sutiles notas tostadas de avellana y praliné. Las deliciosas notas de pastelería están bien equilibradas con la frescura y claridad de la mezcla. El impacto es fuerte y agudo. La Grande Dame 2008 otorga una textura sedosa con las frutas jóvenes, acompañada por notas de cítricos y frutas rojas (cereza).