VINO

La D.O. Ribera del Duero, récord de ventas

La denominación de origen ha hecho balance del pasado año y los datos apuntan a la consolidación de su trayectoria ascendente en los mercados en un año profundamente marcado por la inestabilidad económica y el descenso del consumo de vino en España.

Ribera del Duero ha hecho frente un año más a la crisis y mantiene la confianza de los consumidores, estableciendo en 2012 un record de ventas histórico, con la entrega de más de casi 77,6 millones de contraetiquetas. Las dos terceras partes del vino comercializado por las bodegas de la denominación han sido elaboradas con algún tipo de envejecimiento en barrica. Los vinos envejecidos suponen en estos momentos más del 62,5 % de las ventas de Ribera del Duero. Es significativo también el incremento de la entrega de contraetiquetas destinadas a la producción de vinos de guarda, muy por encima de las que se proporcionan para vinos sin permanencia en barrica. Más aún si se tiene en cuenta que en la campaña 2011 se registró una abultada cosecha en la que la entrega de uva en las bodegas inscritas a la denominación alcanzó la cifra de 96.647.305 kilos. A pesar de ser la segunda cosecha más cuantiosa de la historia, las bodegas de la Ribera del Duero se decantaron por la comercialización de vinos con algún tipo de envejecimiento en barrica, apostando por la producción de vinos con mayor valor añadido en lugar de por un producto de más rápida salida al mercado.

En conclusión, el balance de 2012 es positivo y las perspectivas para la Denominación de Origen Ribera del Diero son buenas. El objetivo para este año es esforzarse en mantener las ventas en el mercado nacional y tratar de aumentar las exportaciones.