• VINO

    Nuevas añadas de Finca Río Negro: vinos de altura elaborados en un ‘terroir’ único

    ‘5º Año’, el tinto más exclusivo y emblema de la Bodega, sale al mercado con una edición limitada de 7.521 unidades

    Los viñedos de Finca Río Negro están situados a 1.000 metros de altura, en uno de los pagos más elevados desde el centro peninsular hasta el norte de Europa. Una Bodega aislada cuya ubicación desafía los límites tradicionales del cultivo de la vid

    Finca Río Negro presenta sus nuevas añadas: vinos con gran personalidad, cuya crianza y calidad de las uvas, reflejan la apuesta de la Bodega por elaborar uno de los vinos más singulares de España. Vinos de altura.

    En su búsqueda constante por ofrecer la máxima excelencia, la Bodega lanza 5º Año, resultado de la cosecha de 2015. El tinto más exclusivo de Finca Río Negro que sale al mercado con una producción limitada y exclusiva de 7.521 unidades. A través de procesos artesanales y minuciosos y, tras una crianza de 18 meses en barricas de roble francés principalmente, Finca Río Negro consigue un tinto de aroma intenso, elegante y muy complejo.

    Así, esta referencia se suma a sus otros tres vinos: Finca Río Negro –2016– que refleja el origen de la Bodega, elaborado principalmente con tempranillo, propia de la zona; 992 –2018–, cuyo nombre está inspirado en la altura del viñedo, situado a 992 metros sobre el nivel del mar. Una propuesta de aroma intenso, donde predominan los frutos rojos y violetas con notas de roble francés Allier y americano. Y, su Colección se completa con Gewürztraminer, el único blanco de la Bodega dirigida por la Familia Fuentes. Un monovarietal criado sobre lías durante 5 meses para los apasionados de los aromáticos y secos.

    Un proyecto único en la Sierra Norte de Guadalajara
    La familia Fuentes, al frente de Finca Río Negro, lleva dos décadas recuperando la tradición vinícola y vitivinícola de Cogolludo. Con su visión propia de elaborar Vinos de Finca, consiguen producir un blanco y tintos reconocidos internacionalmente. Además, entre sus últimos proyectos, la Bodega trabaja junto con el Instituto de la Vid y el Vino de Castilla-La Mancha (IVICAM) y la Universidad de Castilla-La Mancha en la recuperación de Tinto Fragoso. Una variedad autóctona de Cogolludo, única en el mundo y autorizada para la elaboración de vinos.

    La ubicación y distancia a cualquier Denominación de Origen sumado a la altura de los viñedo –a 1.000 metros, en uno de los terruños más elevados desde el centro peninsular hasta el norte de Europa, una altitud en el límite tradicional de cultivo– y las características de la zona proporcionan a sus vinos unos matices y cualidades únicos. Una Bodega aislada, alejada de otros viñedos cuya ubicación desafía los límites tradicionales del cultivo de la vid.