RESTAURANTES

Mademoiselle lleva a Madrid las auténticas galettes bretonas

Recién instalada en Chamberí, es una coqueta creperie que elabora la receta original con harina de sarraceno de origen protegido, traída de la Bretaña francesa.

En su carta conviven clásicos crepes dulces y galettes salados, con propuestas de autor y gourmet perfectas para maridar con sidra bretona, o vinos y licores seleccionados.

Madrileño de adopción, Emmanuel no puede evitar el impulso de entregarse a momentos y sensaciones que le transporten a sus orígenes, y más concretamente a uno de sus rincones favoritos de Francia, la preciosa Saint-Malo en la Bretaña. De inicio la apuesta parecía sencilla pero ahora, cansado de peregrinar de creperie en creperie buscando en Madrid ese sabor original que evoca su infancia, ha hecho como el profeta: traerlo él mismo. Y así nace Mademoiselle, una creperie bretona auténtica en la que descubrir por qué la galette es uno de los platos más deliciosos y saludables de Francia.

Y es que, fieles a la receta original, en Mademoiselle elaboran las galettes saladas como se debe hacer: única y exclusivamente con harina de trigo sarraceno. Pero no solo eso, ya que la que se usa en el establecimiento es IGP (Indicación Geográfica Protegida), traída personalmente por su propietario desde Saint-Malo, lo que confiere a todas sus galettes de un sabor incomparable y genuino. En definitiva, el secreto está en la masa, y merece la pena el esfuerzo.

Para acoger tan sincero proyecto nada mejor que el barrio de Chamberí, en un luminoso local de estética desenfadada amenizado por suave música francesa, ideal para recrear ese ambiente très joli que conquista a cualquier edad y en cualquier circunstancia. Cuenta con una sala para 28 comensales, y una amplia terraza para otros 30, dotada con estufas en invierno para disfrutar de una confortable comida. En lo gastronómico, además de una carta especializada pero muy variada, ofrece un menú diario (desde 10,90 euros) ideal para ir probando poco a poco cada una de sus propuestas.

Dulces y salados, clásicos e inéditos, y sidra bretona como la mejor compañera

Basada en ingredientes de mercado y gran calidad, la carta salada de Mademoiselle, además de ofrecer galettes clásicas como las de jamón y queso Emmental, butifarra y queso Emmental o queso azul y nueces, propone especialidades como Marie, de morcilla de burgos, compota de manzana casera y miel; Chloé, de patatas panaderas, cebolla morada y nata, o Rose, de verduras asadas, huevo y tomate. También destacan otras con sello gourmet, como Emilie, a base de queso de cabra fresco, mozzarella di bufala, queso azul cremoso y queso emmental; Louise, con salmón ahumado, espinacas y salsa de limón; Simone, de mortadela trufada, mozzarella, tomate y berros, o Eleonore, con pollo Satay, jengibre, cacahuete y cebollino.

galette Marie, de morcilla de burgos, compota de manzana casera y miel

Igual de deliciosas que sus recetas saladas son las crepes dulces, elaboradas con harina de trigo de máxima calidad, donde no faltan las tradicionales de azúcar con mantequilla, con limón o con miel, de caramelo casero, chocolate negro o mermelada. Y te asombrarán también sus creaciones especiales, con propuestas tan originales como Capucine, de compota de manzana, miel y azúcar glas; Adèle, a base de coulis de frutos rojos, chocolate negro y helado de chocolate negro, o Jade, de macedonia de arándanos con queso mascarpone, entre muchas otras.

En definitiva, una carta creada para redescubrir el buen arte de la crepe a los amantes de esta delicia francesa, y pensada para maridar con otra especialidad original: la sidra bretona. Déjate aconsejar sobre qué variedad es la más apropiada para el plato que elijas, y disfruta de una experiencia tan deliciosa como auténtica.

Más información: www.mademoiselle.es