VINO

Lagar de Cervera estrena nueva bodega

LAGAR DE CERVERA Nueva bodega

Tras más de un año desde el inicio de su remodelación, Lagar de Cervera ya tiene lista su flamante nueva bodega. La Rioja Alta S.A. ha invertido 2,8 millones de euros en unas nuevas instalaciones con unos claros objetivos: optimizar la calidad de todas las fases de elaboración del albariño Lagar de Cervera y reforzar estéticamente la bodega levantando una nueva edificación. Otros 3,2 millones – el total de la inversión ha sido de 6 millones– se han destinado al viñedo y al enoturismo.

El diseño de la bodega se ha pensado bajo el criterio del respeto absoluto por el entorno mediante el empleo de granito, la integración de un pequeño arroyo y bosque colindante, la construcción de un porche que protege la mesa de selección y el ajardinamiento con vegetación autóctona. El interior se ha pensado para que sea muy funcional: con el objetivo de reducir al máximo el tiempo que transcurre desde que se corta la uva hasta que se accede a los depósitos, se ha ampliado la zona de recepción de la vendimia, incorporando una mesa de selección y dos nuevas prensas. Otra novedad es una máquina generadora de nitrógeno que consigue un ambiente protector de las oxigenaciones mediante un sistema que se emplea también en ele embotellado y en los depósitos antes de cualquier trasiega. Se han instalado nuevos depósitos de diferentes tamaños y un sistema de control de la temperatura ambiente de la bodega. Además, una partida importante de la inversión se ha destinado a la adquisición de una máquina embotelladora de última generación. Por último se ha remodelado la zona de conservación y refrigeración del producto terminado, se ha adquirido nueva maquinaria agrícola y se ha reformado profundamente el espacio destinado al envejecimiento de los orujos Viña Armenteira.

A todas estas mejoras se suman la adquisición de otras 20 hectáreas de viñedo 100% albariño que formarán parte de la Finca Cervera en O Rosal y la apuesta decidida por el enoturismo con la inversión de 200.000 € en la adecuación de caminos, recorridos y miradores de la finca.

En definitiva, un conjunto de mejoras que buscan poder ofrecer a los clientes, cosecha tras cosecha, el mejor albariño así como las mejores condiciones para conocer su elaboración in situ.