• MISCELÁNEA

    La artista Lily Brik pinta el Wine-bar de Castell d’Or

    Una obra de arte, conceptual y rompedora, realizada con técnicas ancestrales, que sintetiza la fusión entre modernidad y tradición del grupo formado por 13 bodegas

    Lily Brik ha sido la artista elegida para llenar de arte la pared principal del Wine Bar de Castell d’Or que pronto abrirá sus puertas, un espacio diáfano y moderno emplazado a la nueva sede del grupo. Lily es artista reconocida internacionalmente que realiza murales urbanos a gran escala. Estos se caracterizan por su humanidad y fuerza expresiva, especialmente en la mirada de sus personajes. En esta ocasión, Lily ha hecho una obra completamente diferente en el espacio que se ubicará la sala de Catas de vinos y cavas de Castell d’Or.

    Se trata de una obra conceptual realizada con pinturas obtenidas con pigmentos naturales y arena. Lily explica que “es arriesgado pero interesante hacer un mural con una idea sintetizada. Castell d’Or ha creído en mí desde el primer momento, dándome una libertad que agradezco mucho para ilustrar su gran historia y tradición en el oficio del cava y del vino”. Mireia Serra, Lily, ha añadido que “esta técnica es la primera vez que la uso, se trata de pigmentos naturales y un aglutinante, calculando los gramos concretos para conseguir el color”. Lily Brik explica que es un proceso similar a como lo hacían con las pinturas rupestres. “He descubierto que me encanta, y además en este caso, encaja perfectamente con la futura sala de catas, que durante meses se ha pensado y construido para ser un espacio para degustar, con todos los sentidos”, ha dicho.

    Castell d’Or ha creado este espacio para acoger a todo el mundo quien quiera descubrir la filosofía del grupo y degustar los productos elaborados a las diferentes bodegas. “Queremos que se encuentren cómo si estuvieran en su casa o en aquel local donde desconectan y disfrutan del placer de una copa de cava o vino”, ha explicado Jordi Amell, principal CEO de Castell d’Or. Amell también ha añadido que “el mural capta perfectamente la fusión entre tradición y modernidad, somos un grupo de muchas cooperativas formadas por más de 2.200 agricultores pero con la capacidad de adaptarnos a los tiempos actuales, la modernidad y el diseño que, actualmente, pide el consumidor y el sector”, ha explicado.

    Lily Brik, arte urbano rompedor
    Mireia Serra Bernadó, el alter ego de Lily Brik, nació en Lleida hace 29 años. Desde muy joven, empezó a mostrar interés por el diseño y las artes en general y, esto la llevó a estudiar Diseño Gráfico Publicitario en la Escuela Municipal de Arte Leandre Cristòfol.

    Cuando cursaba bachillerato, le pidieron un trabajo relacionado con el arte en un tiempo en el que leía novelas bélicas y buscó un artista que hubiera surgido en la Segunda Guerra Mundial. Encontró al fotógrafo Aleksandr Rodchenko. Dice de él que “tenía como musa a Lilia Brik, también musa de Vladímir Vladímirovich Mayakovski, una directora de cine de carácter muy fuerte e ideas muy claras que gustaba a hombres y a mujeres”. Ella fue su inspiración y la figura elegida por su nombre artístico.

    Descubrió la técnica del espray cuando un día apareció un chico muy amable que quería hacer impresión sobre camisetas a la imprenta donde trabajaba con temática de hip hop y grafiti. Él la acercó a este mundo que la fascinó.

    Sus murales se pueden encontrar en todo Cataluña y en otras regiones de España, con el récord del mural más grande nunca pintado en España por una mujer (480 m²). Durante el 2017 y el 2018, trabajó en varios proyectos internacionales diferentes que la llevaron a países como Francia, donde participó al proyecto Hotel 128, Holanda, en la sede de la ESA (Agencia Espacial Europea), compitiendo con representantes otros 11 países europeos; Alemania, a Deen Hag, Hamburgo; o Gambia, en la África, donde participó en un proyecto Solidario.

    Castell d’Or, modernidad y tradición
    Castell d’Or nace el 2006 de la unión de 13 bodegas de diferentes zonas vitivinícolas del Penedès, la Conca de Barberà, Priorat, Tarragona y Montsant. Estas bodegas, con una historia centenaria, apuestan para unir sus esfuerzos y conocimientos en los procesos de producción, elaboración, envasado y distribución de vino premium, cava premium y aceites premium elevando el estándar de calidad de sus productos hasta obtener el reconocimiento y el prestigio en todo el mundo de sus marcas. Castell de Oro cuenta también con diferentes agro tiendas por toda Cataluña. Sus productos también se pueden adquirir a través de la tienda on-line.