• GASTRONOMÍA

    Terrae, el evento que convierte a Zafra en el pueblo más estrellado del mundo

    Con una comida popular en el Mercado de Abastos de Zafra (Badajoz) ha dado comienzo ayer domingo Terrae, el I Encuentro Internacional de la Gastronomía Rural. Hasta el martes, cuando finalizará con una cena que convertirá a Zafra en la localidad con más locales con estrellas por habitante del mundo, el encuentro ideado por Grupo Vocento y la Junta de Extremadura pretende evidenciar mediante charlas y visitas las problemáticas de la restauración en entornos rurales, reivindicándola además como eje vertebrador del territorio.

    Con esa idea se ha organizado la primera acción, que ha tenido lugar en el mercado de Zafra. Abierta a todos los vecinos, ha sentado a la mesa a casi 200 personas, también a paradistas del propio mercado que, por un día, venían a su lugar de trabajo para ser servidos. También han disfrutado del ágape algunos de los chefs que participan en Terrae como Fina Puigdevall (Les Cols*, Olot), Maca de Castro (Maca de Castro, Port d’Alcúdia), Borja Marrero (Texeda, Tejeda, Las Palmas), Manu Buffara (Manu, Curitiba, Brasil), Benito Gómez (Bardal*, Ronda) o Dani Carnero (La Cosmopolita, Málaga), que han disfrutado sentados junto a vecinos del menú ideado por Alejandro Hernández.

    El chef del restaurante Versátil de Zarza de Granadilla (Cáceres) ha sido el encargado de elaborar una minuta eminentemente extremeña, y presumir así de producto y Comunidad. Un menú con el cerdo ibérico- emblema de Extremadura- como protagonista (carpaccio de lomo ibérico; sopa de patatas y trufa negra, tocineta asada y crujiente de trigo, y carrilleras de ibérico guisadas con cremoso de boletus) que ha finalizado con dos postres también típicos de la región: Técula Mécula y Flores extremeñas.

    “Un orgullo cocinar aquí, y participar en un encuentro con tan noble finalidad. Toda la materia prima, al menos la de calidad, que se exporta a las grandes ciudades proviene del entorno rural. Debemos ponerlo en valor”, explicaba un chef que abrió hace dos años su restaurante en su pueblo tras cocinar y conocer profesión con grandes como Martín Berasategui. Su objetivo, el que defiende el encuentro, conseguir ser profeta en su tierra. El ágape ha finalizado con un gintonic de ginebra Vetton, mejor ginebra de España 2018 en los World Gin Awards y producto oriundo de Extremadura, de Zarza de Granadilla por cierto, como el chef.

    Por la noche el encuentro rindió homenaje también a Manolo de la Osa. Cinco de sus mejores alumnos (Álvaro Garrido, Mina, Bilbao; Ricardo Sotres, El Retiro, Pancar, Asturias; Maca de Castro, Maca De Castro, Port d’Alcúdia, Mallorca; Benito Gómez, Bardal*, Ronda, y Dani Carnero, La Cosmopolita, Málaga) cocinaronn un menú con muchos de los ingredientes que De la Osa ha usado como grandes referentes de su cocina, para rendir tributo al cocinero que llevó la gastronomía rural a la alta cocina en su Las Rejas de Las Pedroñeras (Cuenca).

    En comunidad ha empezado Terrae, que finalizará el martes con la llamada “Noche de las estrellas” en la que Fina Puigdevall (Les Cols, Olot), Kiko Moya (L’Escaleta, Cocentaina) y Pepe Vieira (Pepe Vieira*, Poio) dirigirán tres cenas paralelas en tres restaurantes de Zafra (El Acebuche, La Rebotica y Plaza Grande), convirtiendo al municipio en el pueblo del mundo con más locales con estrellas por habitante. Ya lo habrá sido: durante tres días, hasta 30 estrellas Michelin relucirán en el pueblo pacense.