RESTAURANTES

Taberna Pedraza, embajadora de la alta cocina tradicional española en Estados Unidos

La gastronomía española es famosa en el mundo entero, pero también es una gran desconocida a pesar del alto reconocimiento de nuestros chefs más internacionales. La penetración de nuestro recetario en el extranjero, en un escenario gastronómico globalizado –en el que la cocina fusión con influencias internacionales y creativas copa la oferta culinaria– es “muy limitado y puede y debe tener mucho más recorrido”. Así lo creen Santiago Pedraza y Carmen Carro, que se han marcado como objetivo su difusión, “que la conozcan y la repliquen”, y para ello se embarcan en una particular gira por Estados Unidos “por amor a la gastronomía española”.

Fomentando la cocina española

Es un reto a la medida de la Taberna Pedraza, un auténtico templo de la alta cocina tradicional española en Madrid. Nadie como Santiago Pedraza, un obseso del producto, y Carmen Carro, una gran cocinera que ejecuta con maestría y mimo nuestro recetario, para convertirse en embajadores y divulgadores de nuestros platos.

Con el objetivo de dar a conocer la cocina española en el extranjero, se trasladarán a California, en un viaje organizado por la Oficina Española de Turismo en Los Ángeles, dependiente de Turespaña, que patrocina la gira junto a la Comunidad de Madrid, para promocionar la cocina madrileña y española como destino gastronómico y dar a conocer algunos de nuestros platos fundamentales en el mercado norteamericano de la Costa Oeste.

‘Masterclass’ en Los Ángeles

El 18 de agosto tendrá lugar el primer encuentro culinario del matrimonio en una mansión en Bel-Air de la ciudad de Los Ángeles, que reunirá a distinguidos gourmet en una convocatoria e incluirá la retransmisión por televisión de la ‘masterclass’ que protagonizarán.

En el repertorio, la icónica Tortilla vaga de Sacha Hormaechea, los huevos de Lucio Blázquez, la Tortilla al estilo Betanzos que borda Carmen y se ha convertido en un icono de la Taberna Pedraza, con más de 65.000 piezas realizadas desde su apertura. O la siempre colosal tortilla a la española, con o sin cebolla. También otros platos de aperitivo característicos de la Taberna, como las rabas, las croquetas o los mejillones tigre, que acaso dependan de la calidad apropiada de los productos locales. Todos ellos platos sencillos, llenos de magia y arte culinario, pero replicables. Porque la idea es que “pueda aprenderse su elaboración para que las hagan allí como ejemplos estupendos de la cocina española más arraigada”.

Jornadas de sabor castizo

El día 19 de agosto las sesiones de Taberna Pedraza tendrán lugar en el Club de Polo de Santa Barbará con una convocatoria gastronómica y social, ya en marcha, que promete extraordinaria concurrencia, con la petición concreta de que se efectúen, entre otros platos, sus reconocidos Callos a la madrileña con mucho morro y pata.

En otro encuentro dedicado a la comunidad madrileña de Los Ángeles, que tendrá lugar el día 17 de agosto, Carmen cocinará, como potaje estrella, El Cocido Madrileño, todo un reto en una geografía ajena.

Es conocido que a Carmen le llevó tiempo localizar la materia prima y seleccionar lo mejor de lo mejor para obtener la equilibrada mezcla de elegancia y respeto a la tradición del cocido madrileño auténtico, más ortodoxo y elegante que bizarro y desmesurado, como suele ser costumbre. En realidad, todas las especialidades de Taberna Pedraza son la consecuencia de años de investigación sobre platos memorables y representativos de la gastronomía y, puesto que viajan con la técnica –además de los indispensables garbanzos pedrosillanos–, solo esperan obtener en el mercado local los productos alternativos óptimos para que el Cocido de Carmen se convierta también en un signo culinario de California para quienes deseen hacerlo allí.

Las sesiones gastronómicas de Taberna Pedraza en California tendrán un colofón musical y artístico de baile español a cargo de Ana Pedraza intérprete de sevillanas, tanguillos, chotis y danzas de zarzuela. 

Viaje a la historia y el sabor

Taberna Pedraza es un auténtico viaje al origen de platos cargados de historia y sabiduría culinaria mediterránea, que Carmen ha destilado tras absorber y condensar las esencias de la cocina tradicional y popular española. Cocidos, estofados y guisos de todos los rincones de nuestra geografía, escabeches, frituras y aderezos, recetas cargadas de raíz y de producto genuino, que han sido el sello de la casa desde la apertura del local en la calle Ibiza de Madrid en 2014, y a las que se ha sumado la maestría de las brasas de la mano de Santiago, en su local en la calle Recoletos desde 2019, con sus espectaculares parrillas para carnes, hortalizas y pescados.