• GASTRONOMÍA

    Queso Los Cameros, de aniversario

    Se cumplen diez años de la aparición al mercado de su primer queso añejo de oveja

    El sabor auténtico y la tradición quesera de Lácteos Martínez-Queso Los Cameros es la esencia de Señorío de Cameros, la marca que agrupa a sus quesos añejos de oveja, vaca y cabra con corteza natural, que este año celebra el décimo aniversario del primer añejo de oveja en el mercado. Ha sido una década marcada por la pasión, el esfuerzo y el cuidado de cada producto. Y también por la evolución, no solo del propio producto: tras el queso añejo de oveja nació el queso añejo de vaca, y el de cabra, todos ellos con la premisa de partir de la mejor materia prima y el mimo constante por el producto.

    Las ediciones numeradas y limitadas de este 2020 ascienden a 5.000 piezas de cada variedad. Despacio y en silencio, estos quesos añejos maduran de forma constante y segura en el silencio y la oscuridad de las cavas subterráneas. Javier Martínez, el maestro quesero, vigila su evolución con esmero, durante todo su afinado. Un largo reposo, el de la transformación de la leche en queso, donde esperamos con ganas el resultado del esfuerzo de todo el año.

    Lácteos Martínez-Queso Los Cameros, maestros queseros desde 1961, celebra el décimo aniversario de su primer queso de oveja añejo, con la presentación de sus tres elaboraciones de larga maduración (oveja, vaca y cabra), con sus características cortezas naturales, y afinados con baños de aceite de oliva, seña de identidad de la marca Señorío de Cameros. El fundador de la empresa, Jesús Martínez, inició en los años 80 la selección de quesos que mejor maduraban. La segunda generación, con el maestro quesero Javier Martínez, dio un nuevo paso en 2010: siempre con el objetivo de obtener la mejor materia prima, la leche se seleccionaba directamente en la ganadería.

    Las 5.000 piezas de la edición limitada del Queso de Oveja Añejo Señorío de Cameros, con una maduración de 12 meses en cava subterránea, donde desarrolla los mohos típicos de corteza, destaca por sus aromas serenos a bodega, su sabor a mantequilla densa y elegantes tostados, gracias a la leche de oveja de la raza Assaf, procedente de granjas de Zambrana (Álava) y Deza (Soria).

    La leche seleccionada de vacas de raza Frisona de Delika (Álava) constituye el excelente punto de partida del Queso de Vaca Añejo Señorío de Cameros. Las 5.400 piezas de este queso rompedor, envolvente y sedoso, tiene su origen en 2016, cuando un amigo ganadero del maestro quesero Javier le retó a elaborar un queso internacional y de sabor más europeo.
    El Queso de Cabra Añejo Señorío de Cameros es el broche de oro de los añejos de esta marca. De él se ha elaborado una edición limitada de 5.000 piezas que han necesitado diez meses de maduración en cava subterránea, menos de lo que precisan los quesos de oveja y de vaca. De sabor intenso y delicado, en boca recuerda a la alimentación natural del animal: cabras de ganaderos riojanos de proximidad.

    Estos tres Quesos Añejos Señorío de Cameros han sido galardonados en citas tan relevantes como los World Cheese Awards de varias ediciones, el Campeonato Mundial de Queso de Wisconsin, en Estados Unidos, o el Campeonato GourmetQuesos, en la feria Salón Gourmets en España.