RESTAURANTES

Paralelo Cero lanza una nueva carta de tapeo

PARALELO CERO PLATOEl chef ecuatoriano Miguel Xavier Monar del madrileño restaurante Paralelo Cero, adapta algunos platos en formato tapa o crea platillos nuevos a partir de ingredientes utilizados en su país para servir en la barra y en la zona informal de Paralelo Cero. Maridados con destilados premium desde el 24 de junio hasta finales de julio, o acompañados de cava o cerveza, desde el 13 de junio y durante todo julio, se podrán disfrutar a un precio especial de 7 euros.

De nombres exóticos como Tungurahua (llapingacho de patata y chorizo criollo, relleno de aguacate, y rebozado con una fina capa de pan rallado), Cayambe (langostino en tempura crujiente de yuca sobre tartar de aguacate y reducción de mango) o Guagua Pichincha (gallina guisada con dulce de guayaba), hay disponibles 8 tapas con toda la magia y sabor de la gastronomía ecuatoriana. El precio de cada tapa es de 5 euros, y si el cliente toma las ocho (o, si lo prefiere, ocho de la misma) ya sea en el mismo día o en distintos, se le invitará a un gin tonic especial Paralelo Cero.

Las tapas están disponibles desde el viernes 13, y como precio promocional durante este mes y el mes de julio, se servirán al precio de 7 euros acompañadas de una copa de cava Anna Blanc de Blancs o de una caña de cerveza.

Además, desde el 24 de junio hasta finales de julio, se podrá optar a un maridaje muy especial de tres de las tapas con tres bebidas premium: vodka, ginebra y ron.

Rumiñahui (ceviche de pulpo) con vodka Svedka (7 euros): la elevada acidez del pulpo macerado con lima hace de Svedka un vodka fresco y vibrante. De este modo, ambos elementos (tapa y bebida) se retroalimentan y se engrandecen mutuamente.

Imbabura (brocheta de carne colorada) con ron Dzama Vainilla (7 euros): La carne de cerdo se ve potenciada por el toque tánico de la barrica de whisky Chivas en la que envejece este ron durante tres años. El sabor especiado de la carne y el dulzor del ron convierten este maridaje en un mundo de contrastes en boca, aumentando las sensaciones dulces, amargas, salinas y ácidas

Cotopaxi (pierna de cerdo asada) con gin Voortrekker (7 euros): esta ginebra con un punto dulce equilibrado dotará de mayor acidez el intenso sabor de la naranjilla y el tomate, ingredientes fundamentales de la tapa, además de potenciar otros elementos. La base de trigo y jengibre no hace más que respetar el sabor de la carne complementándola con nuevas y sutiles características.