VINO

Los Premios Envero llegan a su 23 edición tras dos años de parón por la pandemia

Se trata del único certamen enológico que reconoce en exclusiva a los vinos de la Denominación de Origen Ribera del Duero.

Estos premios han vuelto a celebrarse en Aranda de Duero (Burgos) coincidiendo con su designación como Ciudad Europea del Vino 2022.

La Ribera del Duero burgalesa se ha convertido en la triunfadora de la vigésimo tercera edición de este certamen al acaparar seis de los siete galardones repartidos.

La cata popular #1000siempreaciertan ha vuelto a ser la encargada de elegir las mejores elaboraciones de la Denominación de Origen Ribera del Duero.

Tras dos años de parón obligado por la pandemia, los Premios Envero, único certamen enológico que reconoce en exclusiva a los vinos de la Denominación de Origen Ribera del Duero, han vuelto a celebrarse en Aranda de Duero coincidiendo con su designación como Ciudad Europea del Vino 2022. “Es un año muy especial para nosotros. Por fin hemos podido celebrar la cata multitudinaria que hacemos desde 2014 y que hacemos con mucha emoción. Los Premios Envero son uno más de los motivos por los que visitar Aranda en 2022, coincidiendo con que somos Ciudad Europea del Vino”, ha subrayado Raquel González, alcaldesa de la capital ribereña.

Vitulia Albillo sobre lías’ de la arandina Bodegas Vitulia SL, de Aranda de Duero (Burgos) ha inaugurado el palmarés de la categoría Vinos Blancos de los Premios Envero, que por primera vez en sus 23 ediciones ha contemplado las elaboraciones realizadas con la variedad albillo mayor.

Una convocatoria en la que la Ribera del Duero burgalesa se ha convertido en la gran triunfadora al hacerse con los galardones en seis de las siete categorías establecidas; Blancos, Rosados, Jóvenes, Crianzas, Reservas/Grandes Reservas y Alta Expresión, mientras que el Joven Roble premiado ha viajado hasta Valladolid.

Destaca entre los galardonados la bodega raudense Raíz y Quesos Páramo de Guzmán, que se ha alzado con el triunfo en dos de los estamentos prefijados, el de los Rosados, con su ‘Raíz Rosado de Lágrima 2021’, y el de los Tintos Jóvenes, con su ‘Raíz Voy Olé 2021’.

‘Señorío de Bocos Roble 2020’, de Bodegas y Viñedos Señorío de Bocos SA (Bocos de Duero, Valladolid) ha sido reconocido como el mejor Tinto Roble, mientras que en la categoría Crianzas el premio ha sido para ‘López Cristóbal La Colorada 2019’, de Bodegas López Cristóbal, de Roa de Duero.

Cierran el cuadro de honor de la vigésimo tercera edición de los Premios Envero ‘Nabal Reserva 2015’, de Bodegas Nabal, de Gumiel de Izán, y ‘Rippa Dorii Salomón 2019’, de Bodega Altos de Ontañón (Fuentecén, Burgos) ha sido la vencedora en la categoría reina, la que reconoce a los vinos de Alta Expresión.

Una vez más, como se hace desde 2014, ha sido un jurado popular compuesto por un millar de personas el encargado de determinar a los ganadores de este concurso. Bajo el lema #1000siempreaciertan, desde primera hora de la mañana han ido confirmando su acreditación y ocupando sus lugares en los comités de cata conformados para la ocasión para catar los vinos asignados y valorarlos.

Como suele incidirse, para convertirse en jurado de los Premios Envero no es necesario estar versado en la materia, tener conocimientos previos de enología o sumillería. Ni siquiera ser aficionados al vino. Simplemente tener ganas de pasar un buen rato, disfrutar, hacer amigos y dar opinión sobre lo catado. Una propuesta que acogen catadores llegados de las más variadas procedencias y es que, aunque predominan los arandinos y ribereños, cada vez más se suman a la iniciativa participantes llegados de otras comunidades autónomas españolas, como Madrid o País Vasco, o incluso de fuera de las fronteras españolas. Este año, han participado de Argentina, Uruguay, Perú, Italia y Venezuela, entre otros países.

La propia regidora, durante el discurso de bienvenida, ha incidido en que los Premios Envero no solo se han convertido en “en un excelente escaparate de los vinos de la Denominación de Origen Ribera del Duero y de los vinos de nuestra tierra” sino también en una excusa perfecta para visitar Aranda y su comarca y disfrutar del ambiente festivo que durante todo el fin de semana impera en la zona y que favorece la programación cultural y gastronómica paralela, el Enverofest.

La vigésimo tercera edición de los Premios Envero ha finalizado con un guiño a la isla de La Palma, afectada por la erupción del volcán Cumbre Vieja en el último trimestre de 2021. Como ha recordado González, el 19 de septiembre, cuando acababan las fiestas patronales de Aranda de Duero, entraba en erupción el volcán Cumbre Vieja. Por ello, se ha querido brindar con un vino originario de esta isla canaria, para dejar constancia de la solidaridad de la capital ribereña con sus vecinos y el apoyo a su economía.