• GASTRONOMÍA

    León, nuevo destino de ‘Saborea España’

    De León atrae mucho su patrimonio, pero, entre historia e historia, siempre se encuentra una buena tasca, bar o cervecería

    Era cuestión de tiempo que León se incorporara a la marca Saborea España, creada en 2009 y de la que hoy forman parte hasta 20 ciudades de la geografía española. Esta iniciativa posicionará, aún más, a la capital leonesa como destino de referencia del turismo gastronómico a través de todas las campañas y acciones de la entidad.

    Que León es patrimonio es bien sabido; pero conseguir enumerar todos los ingredientes de una buena comida leonesa es casi misión imposible. ¿Por qué? Porque simplemente es innumerable e infinitamente variada. La gastronomía de León es mucho más compleja que otra cualquiera. Sus platos no son solo sabores o texturas, son sinónimos de historia bien conservada, es su calle, sus monumentos, su gente y sus rincones milenarios… Todo en la mesa.

    Por estas y muchas otras razones, no podía ser de otra manera: León es miembro ya de Saborea España, una entrada que se lleva a cabo por medio de su inclusión en la Asociación Española de Destinos para la Promoción del Turismo Gastronómico. Con ello la capital leonesa pretende participar en las acciones que se pongan en marcha y redoblar los esfuerzos en promoción gastronómica con la Asociación de Hosteleros para desarrollar un calendario de actividades a partir de octubre que, entre otras cosas, transforme los productos en experiencias turísticas únicas y especializadas.

    Las acciones, que serían imposibles de realizar presupuestariamente sin esta unión de sinergias, incluyen actividades de formación específicas, medidas higiénico sanitarias en los establecimientos y actividades gastronómicas vinculadas con productos de temporada. Dentro del Plan de Saborea España cabe destacar, además, las Rutas Saborea España, el Día Mundial de la Tapa, Madrid Fusión, Promociones y Acciones de Presentación Internacionales o las Jornadas del Sector de la Hostelería, entre otras muchas iniciativas como campañas de comunicación. Todo ello genera un impacto económico, social y de posicionamiento para León como marca asociada al turismo gastronómico.

    ¡Nos comemos León!

    Lenteja pardina, manzana reineta, puerros junto con una gran tradición de embutidos, cecina, morcilla (sin arroz ni piñones, solo con sangre y mucha cebolla), chorizo, jamón o lomo son algunas de las delicias de las que se pueden disfrutar en medio de siglos y siglos de historia. No se debe olvidar, además, la cultura vitivinícola – ¡Que en León se come, pero también se bebe! – ya que la región está amparada por dos Denominaciones de Origen, D.O. León y D.O. Bierzo, lo que ofrece una cuidada selección de vinos para todos los gustos.

    Y si hay algo típico en León que conjugue toda esta variedad, y que sea la máxima expresión del mestizaje perfecto entre gastronomía y cultura, es el buen hacer de ‘salir de tapas’. Esta tradición, que tiene una larga historia de costumbres y recetas, alcanza su máxima expresión en el Barrio Húmedo y el Barrio Romántico, muy cerca de la Plaza Mayor. Subiendo por la Calle Ancha desde la Casa Botines hacia la Catedral, el primero se deja saborear a mano derecha y el segundo se antoja a la izquierda. En este último se encuentran algunos de los monumentos más representativos de la ciudad, como el Palacio de los Guzmanes, la Basílica de San Isidora o la mismísima Catedral. El Barrio Húmedo –a cuyas puertas está uno de los únicos tres ejemplos de la arquitectura de Gaudí fuera de Cataluña, el Palacio de Botines– alberga palacios como el del Conde Luna, el de Don Gutierre o calles con el viejo comercio tradicional. En esta zona se encuentran los establecimientos de tapeo más populares de León. Es, por ejemplo, en la Plaza de San Martín donde se va a degustar la tapa de morcilla del lugar, cecina, embutido, mollejas… Por si fuera poco, también fuera del casco histórico, en mitad de muchas otras atracciones leonesas, se puede practicar el sabroso arte del tapeo.