VINO

La Denominación de Origen Terra Alta ya tiene su Ruta del Vino

La Ruta del Vino de la Terra Alta es un proyecto que ve la luz después de un intenso año de trabajo y que nace con el objetivo de situar la Terra Alta (Tarragona) entre los destinos enoturísticos demandados de Cataluña, con una oferta atractiva y competitiva que se base en una estrategia de crecimiento sustentada bajo criterios de sostenibilidad y turismo responsable, y realizando un marketing innovador y eficaz.

En definitiva, aglutinar a todos los agentes que intervienen en el enoturismo para popularizar la comarca como destino enoturístico y potenciar el modelo territorial y económico de la Terra Alta, tanto en lo que respecta al número de visitantes, como al posicionamiento en la mente de los consumidores y a nivel de competitividad global.

La Ruta del Vino de la DO Terra Alta es un proyecto de colaboración público-privada que involucra a diferentes agentes tanto de la demarcación de Tarragona como de la comarca de la Terra Alta, como son la propia DO Terra Alta y sus bodegas, el Consejo Comarcal de la Terra Alta, la Diputación de Tarragona a través del Patronato de Turismo de las Terres de l’Ebre, y la Asociación de Turismo Rural de la Terra Alta.

La Ruta cuenta también con perfiles en las principales redes sociales (@rutadoterraalta) así como con una web (rutadoterraalta.cat) donde se dan a conocer todas las actividades de los miembros que la configuran, de manera que el visitante pueda organizar su visita con tiempo y sin perder oportunidades de disfrutar tanto de los vinos como del resto de propuestas.

La nueva Ruta se ha presentado esta mañana en una feria por las calles del casco antiguo de Batea, donde las bodegas han mostrado sus productos enoturísticos y algunos de sus vinos, y diversos alojamientos y agencias, sus propuesta y experiencias.

En palabras de Joan Arrufí, presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Terra Alta, la Ruta del Vino ayuda a ordenar las diferentes propuestas enoturísticas de las bodegas “para enriquecer la oferta plural y dinámica” que hay en las Terres de l’Ebre. “La Ruta del Vino de la Terra Alta es un proyecto ambicioso y creativo, innovador e inclusivo. Un proyecto de futuro que dará vida y notoriedad al territorio a través de sus vinos, de sus garnachas y de la DO Terra Alta”.

Más de 50 actividades de diferentes temáticas y dirigidas a públicos distintos entre las que se pueden encontrar desde bodegas que ofrecen visitas, hasta cursos de iniciación a la cata de vinos, talleres de vendimia, visitas históricas… y todo para invitar a los visitantes a conocer este territorio considerado el alma de la garnacha blanca.