RESTAURANTES

La Tapa Solidaria recauda 22.000 euros

La clausura se celebró ayer en el restaurante Arola del Hotel Arts, donde acudieron, entre otros, los cocineros Sergi Arola y Albert Adrià junto al vicepresidente del Casal, Lluís Prats, el alcalde de Barcelona, Xavier Trias y la consejera de Benestar Social i Família, Neus MuntéLa tercera edición de la Tapa Solidaria, proyecto que impulsa el Casal dels Infants en Barcelona, ha finalizado después de tres meses de actividad. La clausura se celebró ayer en el restaurante Arola del Hotel Arts, donde acudieron, entre otros, los cocineros Sergi Arola y Albert Adrià junto al vicepresidente del Casal, Lluís Prats, el alcalde de Barcelona, Xavier Trias y la consejera de Benestar Social i Família, Neus Munté.

Este año, gracias a la participación de 79 restaurantes de la ciudad de Barcelona -ocho más que el año pasado-, se han recaudado 22.000 €, un 22% más que en la edición anterior.

Más de 40.000 personas han probado las tapas de la campaña (10.000 más respeto la 2012) y más de 2.000 personas se han hecho seguidores del proyecto a través de las redes sociales.

Los fondos obtenidos a través de la iniciativa Tapa Solidaria van destinados a los proyectos Víncles del Casal dels Infants, que apoyan cada día a más de 200 madres con bebés en situación de exclusión social.

Durante el acto de clausura, Lluís Prats declaró que “el éxito no es sólo vender el doble de tapas si no conseguir que el doble de personas hagan suyo este proyecto”. El cocinero Albert Adrià, el padrino de la iniciativa, ha recordado que el éxito económico de la campaña Tapa Solidaria se suma al de “Ferran Adrià y la Fábrica de Comida Solidaria”, que recaudó el pasado año 140.000 euros.

Sergi Arola, anfitrión del acto por tercer año consecutivo, expresó su “deseo que la Tapa Solidaria deje de ser necesaria algún día”. Finalmente, cerró el turno de intervenciones Xavier Trias, que afirmó que Barcelona nunca será “la mejor ciudad para vivir” mientras haya personas en la situación de las que son atendidas por el Casal. Un centenar de personalidades del mundo de la restauración y la gastronomía –entre los que se encontraban los chefs Mey Hofmann, del restaurante Hofmann e Hideki Matsuhisa del restaurante japonés Koy Shunka– asistieron al acto de clausura.