• GASTRONOMÍA

    Jamones Doña Lola, oda al cerdo de raza 100% ibérica

    La empresa pone en marcha la tienda online para distribuir a toda España

    Hay quien hereda negocios por obligación y quien como Javier Conus, lo hace por amor al producto y lo mantienen con pasión. Lola, su madre, no solo cocinaba maravillosamente -de ella su nieto Víctor ha aprendido unas cuantas recetas para su restaurante vigués La Mesa de Conus- sino que además mimaba el negocio y elaboraba con maestría cada uno de los productos que hoy sigue teniendo en ‘carta’ la firma Jamones Doña Lola.

    Y es cierto que la materia prima es excepcional, pero también hay que saber tratarla… Los cerdos son aquí las estrellas. Sementales 100% de raza ibérica criados en total libertad en las dehesas del sur de Extremadura y al norte de la provincia de Huelva, en el Parque Natural de Aracena y Picos de Aroche, alimentados a la sombra de encinas, guijos y alcornoques. Los jamones se curan en secaderos naturales y el sabor de cualquiera de sus variedades es una auténtica delicia. Tienen jamones y paletas de ‘Selección cebo de campo’, y ‘Reserva familiar’ -con 48 meses de curación los jamones y 26 las paletas-; y una ‘Edición limitada La Consentida’, un jamón ibérico de bellota 75% raza ibérica con una curación de 40 meses y que hay que reservar con antelación por su exclusividad.

    Pero Doña Lola y sus herederos supieron aprovechar muy bien el resto del cerdo… Salchichón, Chorizo y Lomo ibérico de bellota; Lomo selección de cebo de campo o una pequeña joya de apenas medio kilo, el Lomito de presa ibérica, un curado con la pieza más noble y exquisita del animal. Prácticamente de todos ellos hay a la venta desde mayo en su recién estrenada tienda virtual sobres de 80 g de loncheados cortados a cuchillo con precios que van desde los 5 hasta los 13 €. Para quienes quieran cantidad -y tenerlo hecho- o estén pensando en repartir un regalo bien especial, disponen de diferentes estuches con los jamones ya cortados en varios paquetes -que incluyen hasta el hueso y taquitos para croquetas-. Más allá de los curados, Jamones Doña Lola también comercializa la carne fresca del mismo animal: presa, pluma, secreto, abanico, solomillo, carrillera o los tan apreciados cortes de lagarto, churrasco, sorpresa -bajo las orejas- y la exquisita y peculiar ventresca, todo ibérico de bellota, que se pueden comprar y recibir directamente en casa. También tienen hamburguesas y un par de bocados que no pueden faltar en ningún pedido: Croquetas de jamón ibérico de bellota y unos deliciosos Bombones de jamón ibérico de bellota, ambos elaborados según la receta del asesor gastronómico -y miembro de esta empresa familiar- Víctor Conus (al frente de la delegación Norte de la firma desde Vigo).

    Los envíos se hacen de forma gratuita* a toda la península en 24-48 horas de los productos curados y entre 48 y 72 h para los frescos. (*Para que sean gratuitos, si se piden solo sobres de embutido hay que hacer un pedido mínimo de 5 unidades combinando cualquiera de los productos. En el caso de la carne, hay que llegar a los 2 kg de peso). Si por algo destaca Jamones Doña Lola ( www.jamonesdonalola.com) es por la alta calidad de sus piezas que enamoran al primer bocado. Por eso confían en sus clientes para que sean los principales prescriptores y distribuyan de forma local sus productos. Para convertirse en embajador de la marca hay que contactarles a través del correo info@jamonesdonalola.com.