• RESTAURANTES

    El restaurante Orobianco se convierte en una cocina solidaria

    El local, que cuenta con una Estrella Michelin, elabora 700 raciones a la semana para personas sin recursos

    El chef Ferdinando Bernardi

    En el pueblo alicantino de Calpe, el restaurante de alta cocina italiana Orobianco (1 estrella Michelin y 1 Sol Repsol) se ha convertido en una cocina solidaria que elabora 700 comidas a la semana. Los voluntarios de Protección Civil las distribuyen a Cruz Roja, al albergue para personas sin techo en el pabellón Domingo Crespo y al centro de salud, así como a municipios de los alrededores.

    Todo surgió pocos días después de la declaración del estado de alerta del 14 de marzo, cuando su chef, el italiano Ferdinando Bernardi, ante el cierre temporal del restaurante, comenzó a cocinar con los productos que tenía en la cocina, con la ayuda de parte de su equipo. “Comenzamos un día elaborando 20 pizzas, porque teníamos masa madre, y las ofrecimos a personas sin recursos, y pronto la alcaldesa de Calpe nos propuso ampliar el proyecto, que ha ido creciendo gracias a la generosidad de dos de nuestros distribuidores, GARDA y Makro, que nos han donado más de 2 toneladas de productos, a Santa Pasta, productores de pasta fresca, y a la Cofradía de Pescadores de Calp, que nos han entregado esta semana más de 100 kilos de pescado y marisco fresco. También Alicante Gastronómica Solidaria, la iniciativa público-privada surgida de la Cámara de Comercio y de la Diputación de Alicante, está apoyando nuestra cocina solidaria con alimentos y soporte”.
    Orobianco también ha coordinado la donación por parte de Garda y el envío de miles de kilos de quesos italianos a diferentes proyectos por España, ya que no podía asumir todo el producto.