GASTRONOMÍA

El dulce francés de moda llega a Fonty

macarons de FontyLos macarons son los dulces franceses de moda, unas galletas de almendra rellenas de crema. Su atractivo colorido y su textura, cremosa y crujiente a la vez, son el secreto de su éxito. En Madrid, Fonty invita a descubrir por qué los macarons suscitan tantas pasiones.

La chef pastelera Marie Valdez utiliza la receta tradicional para elaborar las crujientes y ligeras galletas con clara de huevo, almendra molida y azúcar. Lo que hace únicos a los macarons de Fonty es su relleno y sus sabores. El relleno está elaborado con ganache (a base de chocolate), crema o mazapán en función de cuál de ellos preserva mejor y da más protagonismo al ingrediente principal de cada sabor.

Los primeros sabores que se podrán disfrutar estos días de Semana Santa son: limón, maracuyá, lima con albahaca, frambuesa, pistacho, caramelo con sal, chocolate con leche con maracuyá y grosella negra, la especialidad de Marie Valdez, homenaje a su origen checo y muy utilizado en la repostería francesa. Más adelante, se sumarán otros sabores, desde praliné a naranja.

El origen de los macarons, muy poco frecuentes en la oferta pastelera madrileña, es desconocido y se supone que se remonta a los árabes, pero la primera receta conocida se debe a los pasteleros italianos que acompañaron a Catalina de Médici a la Corte francesa en el siglo XVI. Las monjas carmelitas que se refugiaron en Nancy huyendo de la persecución durante la Revolución Francesa popularizaron los macarons, aunque no fue hasta el siglo XIX cuando se comenzaron a unir dos y rellenarlos.

Existe una receta similar en la tradición madrileña, llamada “suspiros de modistillas”, que los pasteleros hacían de tres gustos: almendra, café y cacao. Pero la suavidad de los rellenos, la variedad de sabores y la ligereza de la galleta de almendra de la receta tradicional francesa son inimitables y muy complicadas de lograr.