• GASTRONOMÍA

    El chef Romain Fornell, nuevo embajador del brandy Fundador Supremo

    El chef estrella Michelin Romain Fornell es el nuevo embajador del brandy Fundador Supremo, que da así la bienvenida a este referente de la gastronomía mundial a la familia. Hasta el próximo año, Fornell acercará las virtudes y cualidades del brandy Fundador Supremo como el complemento perfecto para la alta cocina.

    Fundador Supremo da la bienvenida al chef francés Romain Fornell como nuevo embajador. Hasta el próximo año, el estrella Michelin acercará las virtudes y cualidades de este jerezano brandy Prestige como el complemento perfecto para la alta cocina.

    Una colaboración gastronómica sin igual que representa la pasión que Francia y España demuestran por la alta cocina y los líquidos más selectos.

    Esta alianza une dos referentes de la élite mundial gastronómica y vitivinícola. Con esta experiencia, se trata de elevar el brandy Fundador Supremo a una bebida de excelencia a la altura de cualquier elaboración gastronómica, que ensalza los platos con sus matices especiales y los eleva al olimpo de la gastronomía.

    La relación del cocinero francés afincado en Barcelona con el brandy jerezano viene de tiempo atrás y esta unión es el colofón su historia. Tal y como afirma “empezó hace un año y medio, con mi viaje a Jerez, donde conocí bodegas Fundador, vi las botas centenarias, probé líquidos de excepción… es un legado tan profundo y tan desconocido a la vez… el proyecto de Fundador Supremo tiene una gran historia que contar. Para mí es un honor formar parte de ella”.

    Francia y España son el tándem perfecto en cuanto a alta gastronomía y bebidas premium se refiere. De norte a sur, ambos países aportan la fuerza, el sabor y el olor que los paladares más selectos requieren y, además, llevan a la mesa el deseo de querer superarse y aportar nuevas ideas. La combinación entre un chef y una destilería no es algo extraño, pero es verdad que si viene de la mano de un chef francés y unas bodegas jerezanas tiene algo muy especial.

    Una colaboración única, especial e irrepetible por el hecho de que la defensa del brandy jerezano lo lleve a cabo un chef francés, que tiene por nacimiento otro líquido de referencia en su imaginario gastronómico como es el cognac. Sin embargo, como el propio Fornell afirma “hay que abrir España y Jerez al mundo y entender que los productos que aquí se elaboran tienen la misma grandeza y valor que el más prestigioso de los cognacs franceses”.

    Para Fornell está unión franco- española se presenta como todo un desafío, ya que tratará de “lograr que Supremo se perciba como el mejor de los cognacs, que forme parte de una experiencia gastronómica completa”. Unas palabras que inundan de esplendor y valentía el vínculo entre el referente de la gastronomía mundial, como es Romain Fornell, y el brandy jerezano Fundor Supremo.

    La excelencia de Fundador Supremo y Romain Fornell

    Con Jerez, como capital mundial del vino, el Grupo Emperador desarrolla Fundador Supremo que es el resultado de siglos de conocimiento destilando brandy en una de las bodegas más antiguas de la ciudad andaluza. Un brandy ultra premium para los que transmiten en el presente la mejor herencia de nuestro pasado.

    El sabor de este brandy se remonta a 1874, cuando nació Fundador, el primer Brandy de Jerez elaborado en España. Desde aquel año, comenzaron a elaborar uno de los mejores brandies del mundo. Para elaborar brandy de primera calidad se necesitan los mejores vinos, unas botas de roble únicas en el mundo y siglos de experiencia cuidando el líquido para llevarlo a su máxima expresión.

    Fundador huele a viñas, a tierra, a uvas y, por supuesto, a buen vino. Es precisamente el tiempo que pasan estos vinos (Oloroso, Amontillado y Pedro Ximénez) en contacto con la madera de las Sherry Casks lo que hace que hoy podamos hablar de Fundador Supremo, un brandy con unos matices únicos.

    Cuando decimos Sherry Casks nos referimos a botas de roble cuya porosidad y capacidad de cesión de matices es la más adecuada para el brandy. Esta colección de Sherry Casks ha sido certificada por el Consejo Regulador de Denominación de Origen.

    La excelencia y mucha historia marcan la relación entre Fundador y Romain Fornell. Ambos son modelos a seguir en su materia, ya que han sabido evolucionar con el tiempo y crear nuevos productos para los paladares más exigentes, siempre ofreciendo una experiencia sensorial única. Un perfecto diálogo entre las cocinas francesa y española.

    Como bien dice Fornell, “Supremo juega con madera y tiempo, al igual que un gran chef juega con producto y con técnica. La alta cocina debe comprender la grandeza del marco de Jerez y los productos que allí se elaboran, para poder jugar con un líquido como Fundador Supremo, y elevarlo a experiencia gastronómica premium”.

    Romain Fornell nació en Toulouse, Francia, en 1976. En 1994 ingresó en la prestigiosa Escuela de Hostelería de Toulouse donde fue elegido como el Mejor Cocinero Joven de Midi Pyrénées. Poco después desarrolló su aprendizaje profesional en reconocidos restaurantes franceses y ya en 1996 se trasladó a Barcelona y empezó su fulgurante carrera en España.

    Entre sus muchos logros, cabe destacar el conseguido en 2005 cuando Caelis fue galardonado con una estrella Michelin, lo que supuso que Romain se erigiera como el cocinero francés más joven en conseguir una estrella Michelin en Francia y una en España.

    Regresa Gastronomika 2021

    El binomio único e inigualable que forman la cocina francesa y española es el que marcará la agenda de Gastronomika 2021 que se celebrará en San Sebastián del 14-17 de noviembre.

    Bajo el lema de ‘Reencuentros,’ tan necesarios en estos momentos, se pondrá en valor esta alianza entre España y Francia como pilares de la alta gastronomía mundial.

    La XXIII edición pondrá el foco en Francia y su cocina de la mano de los chefs más importantes del panorama culinario. La tormenta perfecta de la que Fundador Supremo y el chef Romain Fornell formarán parte con su presentación al resto del sector de la unión entre este oro líquido jerezano y la haute cuisine française.