RESTAURANTES

Cómete todo México sin salir de Madrid

Mestizo Madrid, comienza septiembre pisando fuerte. Del 7 al 14, este restaurante de comida tradicional mexicana ofrecerá lo mejor de la cocina azteca en su gran Semana Gastronómica.

Para difundir las comidas típicas de todas las zonas del país, Mestizo Madrid ha preparado una carta única donde hace honor a las recetas más antiguas del país y trae a Madrid los platillos milenarios preparados a la antigua usanza.

Para comenzar, unos entrantes para chuparse los dedos: Panucho de Yucatán de la zona de Mérida; empanadas chiapanecas de Chiapas; empanadas de cazón de Campeche; sopa purepecha de Michoacán y Torta ahogada de Jalisco.

Para compartir o como acompañamiento de los platos principales, Mestizo Madrid recomienda los clásicos ‘Antojitos’: tamales, sopa de tortilla, guacamole, nachos, flautas, jaladas, queso frito, queso fundido, ensalada de nopales, cóctel de camarones o un plato de degustación de todos ellos para que no te pierdas ninguno.

Para los platos principales hay que prepararse, ya que los sabores y aromas exóticos que surgen de los distintos ingredientes hacen que las papilas gustativas se activen y seguramente se hará agua la boca con solo verlos.

Habrá que decidirse finalmente, pero será difícil porque hay un amplio abanico de platos de varias regiones mexicanas: Cordero en mole amarillo de Oaxaca, olla mestiza de Chiapas, pozole rojo de Guerrero, pollo con mole de Puebla, filete tampiqueña, arrachera de los estados del norte del país, pollo Ticul, enchiladas verdes o rojas, camarones Diabla flambeados al tequila, crepas de Cuitlacoche del centro de México y por supuesto el plato estrella del restaurante Molcajete Mestizo, un plato milenario insuperable.

Con todas estas exquisiteces, hay que ir a comer con hambre, ya que es imposible probar solo uno.

Mestizo Madrid despliega todo un mundo de restauración mexicana inundado por picante, color y sabor que hará única esta experiencia gastronómica. Vale la pena no perdérselo, es la única forma de probar los platos típicos de muchas zonas del país azteca sin moverse de Madrid.