VINO

Bodegas El Vínculo presenta sus nuevas añadas

El Vínculo Crianza 2018, Alejairén Crianza 2019, El Vínculo Reserva 2017 y Paraje La Golosa Gran Reserva 2016

Mientras que el Crianza y el Reserva de la bodega manchega El Vínculo se elaboran a partir de la variedad Tempranillo, símbolo de Familia Fernández Rivera. El Vínculo Alejairén Crianza 2019 se hace a partir de uva Airén, una uva autóctona y especial de Castilla La Mancha.

Bodega El Vínculo, la bodega manchega y más joven de Familia Fernández Rivera, presenta sus nuevas añadas: El Vínculo Paraje La Golosa Gran Reserva 2016, El Vínculo Reserva 2017, El Vínculo Crianza 2018 y El Vínculo Alejairén Crianza 2019. Si bien es cierto que el Crianza y el Reserva que ahora lanza esta bodega se han hecho a partir de la variedad Tempranillo, símbolo de Familia Fernández Rivera. El Vínculo Alejairén Crianza 2019 ha sido elaborado con Airén, una uva autóctona de Castilla La Mancha.

El Vínculo Crianza 2018 es un vino 100% Tempranillo de color rojo picota, pero con ribete violáceo, limpio y brillante. Huele a fruta madura de mora y ciruela con un fondo sutil de regaliz, matices típicos de este tipo de uva. Además, gracias a sus 23 meses de crianza en barrica de roble americano cuenta con aromas envolventes de vainilla y cacao. De atractiva entrada frutal y carnosa, su paso en boca es voluminoso para dejar un final largo y agradable con recuerdos a especias dulces y notas torrefactas como el tofe o el cacao. Un tinto excelente para carnes rojas a la brasa y piezas de caza menor, como la perdiz o la liebre.

El Vínculo Alejairén Crianza 2019 es el único blanco del grupo Familia Fernández Rivera. Está elaborado al 100% con Airén, una variedad única y casi olvidada procedente de Paraje La Golosa. La edad media del viñedo con la que se elabora este vino es de 90 años, conservado el sistema de plantación en vaso, que unido al cultivo en secano y a las características de la zona hace que la producción de uva sea muy limitada y de calidad excelente.

A la vista, El Vínculo Alejairén Crianza 2019 es de color amarillo pajizo intenso, limpio y brillante. En nariz, es un vino rico en matices con notas balsámicas y tostadas, acompañadas de un ligero y agradable aroma a fruta de hueso con notas anisadas y de lantana. De entrada, elegante, posee un paso por boca amplio, fresco y untuoso con un final goloso de recuerdos a almendra tostada y fruta de hueso. Un blanco perfecto para acompañar entrantes como jamón ibérico o fue así como arroces, pasta y pescado.

También El Vínculo Reserva 2017 representa la máxima expresión del icónico grupo de Ribera de Duero: un vino 100% Tempranillo de color granate con ribete rubí, limpio y brillante. Profundo en nariz, destacan de este vino los aromas a frutas negras mezclados con regaliz, característicos de esta variedad; además de las notas golosas de vainilla y torrefactos gracias a su estancia en barrica durante 18 meses en barrica de roble americano. Presenta entrada afrutada en boca debido a su primer encuentro de fruta negra con torrefactos y regalices, que dan paso a un vino con volumen amplio y acidez suficiente para darle fuerza en boca y larga persistencia. Un vino ideal para combinar con platos de cuchara y piezas de caza como la liebre o el conejo.

Y el último, El Vínculo Paraje La Golosa Gran Reserva 2016 se caracteriza por ser un vino 100% Tempranillo cuya vista presenta un tinto color granate con capa intensa, limpio y brillante. En nariz destaca por la fruta madura tipo cereza y ciruela, con aromas especiados, notas ahumadas y hoja de tabaco seco, aportando madurez y plenitud. Se trata de un vino sedoso y elegante de entrada en boca serio y profundo con un final fresco que recuerda a los complejos matices que encontramos en nariz. El Vínculo Paraje La Golosa Gran Reserva 2016 es un vino tinto que marida a la perfección con lechazo asado, chuletillas al sarmiento, además de cochinillo lechal y quesos semicurados.