• RESTAURANTES

    Black Remedy, café y propuestas saludables

    Ubicado en el corazón del Barrio Gótico de Barcelona, justo detrás del Ayuntamiento, Black Remedy abrió sus puertas hace tan solo unas semanas dispuesto a conquistar el paladar de sus clientes con el sabor y el aroma del mejor café, pero también con una gran variedad de propuestas gastronómicas saludables y apostando por un producto de calidad local.

    Black Remedy nace fruto de la pasión de sus propietarios, la familia Ascaso, por dos mundos que conviven a la perfección en este Deli & Coffee Concept Store: el café y la gastronomía. Grandes apasionados y expertos cafeteros, son también fabricantes de Compak Coffee Grinders, molinos de café profesionales con presencia internacional en más de 70 países; de ahí que su pasión, tras tres generaciones dedicadas en cuerpo y alma al mundo del café, haya tomado forma convirtiéndose en este único y singular espacio.

    Trabajan con proveedores locales con los que se establece una estrecha relación para conseguir siempre la mejor materia prima. De esta manera, Black Remedy se podría definir como la cafetería de toda la vida pero con un toque de rebeldía.

    La carta, tan característica como personalizada, ofrece propuestas healthy, saludables y nutritivas, que pasan por originales Ensaladas de autor, los especialísimos Sandwiches de la casa, los excelentes ahumados, brunches con influencias de chefs internacionales, y por supuesto, el gran protagonista de este espacio, cafés de finca en varios tipos de elaboración, tostado en Barcelona de la mano de los mejores micro-roasters y seleccionado para disfrutar de sus exquisitos matices. Y por supuesto, no hay que olvidar sus propuestas dulces de bollería casera como las tartas Carrot Cake y New York Cheesecake, así como los famosos Cinnamon Rolls de Cloud Street Bakery, en donde también se elabora el pan que diariamente se sirve en Black Remedy, de masa madre y cocido en horno de leña.

    La carta ya cuenta con auténticos best sellers como el pulled pork (cerdo ahumado y salsa barbacoa), el pastrami (con cebolla caramelizada, rúcula y mostaza en pan rústico), el philly cheese steak sándwich (finas tiras de culata de ternera, cebolla caramelizada y queso wiz) y por supuesto el café más vendido, el slayer espresso.

    De atmósfera amplia, fresca y relajada, recuerda a las elegantes cafeterías de antaño, en donde predominan los tonos naturales y la cálida iluminación. Sin duda, Black Remedy es el lugar perfecto para desconectar y relajarse mientras se disfruta del mejor café de Barcelona. Más información: www.blackremedy.com