• RESTAURANTES

    Bar Maracaibo lleva el ‘finger food’ de calidad a La Barceloneta

    El recién abierto Bar Maracaibo –situado donde acaba el barrio del Born y empieza La Barceloneta–, ha tomando el relevo a la Terraza Aperol para llevar a la Ciudad Condal el finger food de calidad más internacional.

    Con una amplia y coqueta terraza con vistas al puerto deportivo y luz a raudales, Maracaibo es la ​visión de Oriol Fàbregas​, conocido por ser el ideólogo y propietario del Bar But de Gràcia.

    Como decíamos al principio, Maracaibo apusta por comida que se come con las manos​, popularizada internacionalmente como ​finger food​, pero como no olvidan que aún estamos en tiempos de Covid, facilitan cubiertos y si los platos son a compartir por varias personas llegan a la mesa con las porciones ya cortadas, facilitando la tarea a los comensales.

    Pero ¿qué se come exactamente? pues bien, aunque su nombre hace referncia a la célebre ciudad venezolana –que evocará a más de uno la famosa canción de La Unión–, la oferta gastronómica de Maracaibo no se centra en América Latina sino que ha optado por ​recopilar aquellos platos más sabrosos que se comen con las manos de todo el mundo, incluido nuestro pais, por supuesto​. El objetivo es abrir al público local –a pesar de encontrarse en una zona turistica– una ventana a muchos platos que precisamente por ser grandes éxitos, todos conocemos y apreciamos que se cocinen y presenten de forma excelente, buscando la mejor materia prima.

    Así,​ como entrantes​ destacan platos patrios como las croquetas de jamón, una buenas bravas (la salsa pica lo justo y en el fondo del bol encontraremos una sorpresa: trocitos de boniato, un producto al alza) o los calamares a la andaluza, y se acompañan por fingers de pollo con kimchi, gyozas de pollo, buns de costillar o alitas de pollo lacadas. ​El plato principal es el bocadillo​ del que ofrecen 6 propuestas que homenajean a las playas del litoral. El ​Sant Sebastià​ (albóndigas, cebolla crujiente, salsa de setas, brotes de alfalfa y salsa rock’n’roll) y el ​Barceloneta​ (pepito de ternera con panceta de ibérico Maldonado, cebolla crujiente, queso cheddar y tomate cherry confitado) son los más celebrados, como también lo es su propuesta de mar, el ​Llevant​, una interesante propuesta con soft shell crab como protagonista. Con la misma importancia que a los ingredientes, ​el pan es protagonista, elaborado en el obrador de la reconocida panadería artesanal Balboa de La Barceloneta​, siguiendo las indicaciones del equipo de cocina de Maracaibo.

    Para quien prefiera el pan para mojarlo, o como acompañamiento, Maracaibo tiene unos ​fuera de carta con producto de temporada que complementan tres opciones al plato de carne y otras tres de carne​, como el ​tartar roll​, el ​tataki de pez mantequilla​ o una jugosa ​presa ibérica​.

    Los ​mediodías​ siguen esa estela de informalidad buscando ofrecer​ alternativas a aquellos que quieran disfrutar del aire libre con buena comida. Así se enfoca para take away​, para comer con las manos con total practicidad: por ​15€​ se incluye un roll de crudités como opción fresca y de verduras, uno de los bocadillos a escoger y bebida. Se da la posibilidad de adquirir una tote bag con la gráfica del bar por 1€.

    A esta gastronomía casual no podía faltar su principal aliada, ​la cerveza, otro de los puntales de la propuesta de Maracaibo​: desde cervezas lager más comerciales con grifo (6 opciones) a naturales sin filtrar (como la Aguila) o artesanales como las IPA Montseny ofrecidas en formato botella. Esta ​selección está en constante revisión​, tanto en cerveza de botella como tirada, ​para ir incorporando las novedades más interesantes del sector que mejor se adapten a la carta​.

    Como tampoco podía faltar el colofón dulce con dos opciones a cuál más tentadora: o bien mini porciones de postres clásicos entre los que nos quedamos con el cheescake y el coulant de chocolate o bien optar por el carrito de Delacrem –uno de los mejores helados artesanales de la ciudad–con sabores que irán rotando.​

    El precio medio está entre los ​18 y 23€/pax​ y el horario de su ​cocina, de formato ininterrumpido​, es desde el ​mediodía a la medianoche, de miércoles a domingo​.