GASTRONOMÍA

Ánfora de Queiles Árroniz y Ánfora de Queiles Trufa, los nuevos aceites de Hacienda Queiles

La incorporación de Hacienda Queiles al grupo de empresas Familia Cirsus cumple un año y este cambio en la dirección se traduce en nuevos proyectos y retos ilusionantes para la almazara. El primero de ellos consiste al ampliar la gama de productos al incorporar dos nuevos aceites: el Ánfora de Queiles Arróniz y Anfora de Queiles con Trufa Blanca. Se trata de una serie de 250ml. cuya presentación está muy cuidada y se basa en motivos geométricos que evocan las utilizadas en las decoraciones de las ánforas griegas y romanas.

Ánfora de Queiles Arróniz, es un Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) elaborado con la variedad autóctona arróniz, que proviene de un olivar ecológico 100%, y que destaca por sus notas a hierba recién cortada, aromáticas con notas de frutas maduras. En boca es intenso con un picor y amargor medio y equilibrado

Ánfora de Queiles Trufa es un aceite elaborado con AOVE procedente del olivar de Hacienda Queiles y aromatizado con trufa blanca, proveniente del corazón e Italia. Su potencia gustativa a trufa blanca extremadamente alta es el condimento perfecto para numerosas recetas y excepcional para su uso en rissottos, huevos, pasta, quesos…

La filosofía de Hacienda Queiles, que antepone la calidad al rendimiento, continúa con sus dos emblemáticos AOVES, que tantos reconocimientos han recibido, Abbae Queiles y Alhema de Queiles. El primero es un monovarietal de arbequina y el segundo un coupage de arbequina y arróniz, ambos ecológicos y certificados sin residuos químicos, y cuyos procesos arrancan con un seguimiento riguroso en el olivar, desde su recogida a mano y selección en su momento óptimo de maduración. Se elaboran en la misma almazara, procedimiento mecánico y se extrae un puro zumo de aceituna de calidad máxima y se envasa una producción limitada en botellas y latas

Hacienda Queiles amplía su familia de productos y se mantiene fiel a sus principios: calidad, apuesta por la sostenibilidad, donde la innovación tiene una importancia vital en todo el proceso, y una estética muy cuidada Todos los AOVES están producidos en el pago, es decir un «terruño acotado», y los olivos están sometidos a un control cercano, estricto al encontrase ubicados en el propio trujal.

Desde el año 2004, Hacienda Queiles forma parte de los fundadores de Grandes Pagos del Olivar, una agrupación de elaboradores de AOVE, cuyos integrantes son los máximos exponentes de la vanguardia y de la calidad en nuestro país.

La voluntad de Familia Cirsus – Bodegas y Viñedos es continuar con la senda trazada de proteger el territorio y el olivar, como único camino para obtener productos excelentes y que fue el planteamiento de Hacienda Queiles desde su fundación en 1990.
La Familia Cirsus-Bodegas y Viñedos está constituida por Bodega Pago de Cirsus y Bodegas Irache y la almazara Hacienda Queiles, en Navarra, así y por Bodegas Zifar en Ribera de Duero.