GASTRONOMÍA

Val d’Aran, destino gastronómico en otoño

Olha AranesaAl norte de Cataluña, ubicado en pleno centro de los Pirineos se encuentra la Val d’Aran, un lugar privilegiado por su ubicación que lo convierte en el único valle atlántico de la cordillera española de extraordinaria belleza. Reconocido por su oferta de nieve, también resulta espectacular para visitar en otoño, especialmente por su oferta gastronómica.

Y es que las condiciones climáticas y la situación geográfica de la Val d’Aran lo convierten en un destino gastronómico muy peculiar, con la cocina típica de la montaña y las regiones frías, además de la frescura de la materia prima autóctona.

Los más de 170 restaurantes del territorio animan a degustar los platos destacados de la cocina aranesa: la típica òlha aranesa, estofados de carne de caza, patés, truchas, crepes, etc. Además la cocina innovadora introduce ingredientes suculentos como el pato o el esturión producidos en la factoría de Les, que se utiliza a menudo para platos sofisticados y lujosos.

Los productos araneses que cuentan con la marca “productes dera Val d’Aran” son: el caviar Nacarii, la cerveza aranesa “Immòrtela”, la “Òlha aranesa”, embutidos con chorizo, la langoissa (longaniza curada), los patés, el andito y el bolh, entre otros.