• MISCELÁNEA

    “Una Gran Familia”: documental sobre ciudadanos anónimos ayudaron a sanitarios y familias en riesgo

    Health Warriors, movimiento ciudadano iniciado en Barcelona durante el confinamiento provocado por el Covid-19, explica a través de este documental cómo la sociedad puede sobrepasar a las instituciones

    Los miembros de la iniciativa Health Warriors, Francesc Terns y Nacho Ballesta, junto con el doctor Bonaventura Clotet acompañado del personal sanitario, restauradores de algunos de los más de 100 establecimientos que colaboraron, payeses, representantes de marcas de alimentación y taxistas, entre otros, han querido contar su experiencia

    “Tenía muy claro que este proyecto debía de tirar para adelante con el apoyo y la fuerza del pueblo, de esas personas que siempre están predispuestas a colaborar. La fuerza de este proyecto son las personas, que están por encima de las compañías, de las marcas, de todo”, confiesa Nacho Ballesta, miembro de Health Warriors, que ya ha entregado 50.000 raciones de comida desde su puesta en marcha en el mes de marzo.

    Danone se une a este proyecto desde su puesta en marcha mediante la donación de yogures naturales y, en la actualidad, colaborando a través de su implicación en la elaboración y envío de 140.000 raciones de comida saludable semanales dirigidas a familias vulnerables durante 15 semanas.

    “Empezamos colaborando con la iniciativa en el ámbito sanitario, pero luego íbamos a residencias juntos, y después ayudando con alimentación saludable a esas familias que se habían quedado sin la beca comedor al estar los colegios cerrados”, explica Laia Mas, Public Affairs & Sustainability Director de Danone.

    Barcelona, noviembre de 2020: – La emergencia global provocada por la pandemia está sirviendo para repensar el sistema de valores, instituciones e ideas que la humanidad ha considerado inmutable. Durante la crisis sanitaria, se ha revelado la importancia del trabajo colaborativo en red, y así lo demuestra también el documental “Una Gran Familia” sobre Health Warriors, que da a conocer el movimiento colaborativo que se creó con motivo de la pandemia con el objetivo de dar de comer al personal sanitario y familias en riesgo de exclusión.

    Danone se une a este proyecto desde su puesta en marcha mediante la donación de yogures naturales y, en la actualidad, colaborando a través de su implicación en la elaboración y envío de 140.000 raciones de comida saludable semanales dirigidas a familias vulnerables durante 15 semanas. Sin embargo, esto es solo el principio, ya que el objetivo de la acción es lograr que más personas y entidades colaboradoras se sumen a esta gran familia para conseguir más donaciones y, llegar así a más familias con más cajas de alimentación saludable durante más tiempo. Así, Danone y Health Warriors trabajan de la mano, logrando cooperación y ayuda entre productores y agricultores locales, así como buscando y contactando con otras posibles empresas e instituciones colaboradoras y personas anónimas que cada día de suman al movimiento como voluntarios.

    La pieza audiovisual, que se presentó en la primera jornada del ciclo de conferencias “Alimentando el Cambio Juntos”, organizada por Danone y el CEMAS, Centro Mundial de Valencia para la Alimentación Urbana Sostenible, pone en valor la transformación del sistema y las personas ante la emergencia sanitaria y social para conseguir una alimentación saludable, inclusiva y sostenible.

    El documental “Una Gran Familia” cuenta la historia de un grupo de personas que deciden que es el momento de ayudar a través de la comida. Una lucha para participar contra la Covid-19, haciendo que la sociedad sobrepase a las instituciones.

    Health Warriors es un movimiento ciudadano iniciado en Barcelona durante la situación de emergencia declarada por el impacto del Covid-19 y con el propósito de dar de comer a quién más lo necesita. Empezó dando soporte al personal sanitario de Barcelona durante los meses de mayor crudeza de la pandemia, periodo en el que Danone se incorporó al proyecto para contribuir a través de la donación de producto, y el movimiento ha ido evolucionando para ofrecer alimentos a familias en riesgo extremo de exclusión, monoparentales, migrantes, y a todas aquellas que se han visto impactadas por la crisis económica generada por el Covid-19. Desde sus inicios, ya se han entregado hasta 50.000 raciones de comida.

    Los miembros de la iniciativa Health Warriors, Francesc Terns y Nacho Ballesta, junto con el doctor Bonaventura Clotet acompañado del personal sanitario, restauradores de algunos de los más de 100 establecimientos que colaboraron, payeses, representantes de marcas de alimentación y taxistas, entre otros, han querido contar su experiencia en esta cadena solidaria que llevó comida al personal sanitario, los primeros en la línea de batalla; a las residencias de ancianos, los más vulnerables; o a aquellas familias con hijos que se habían quedado sin las becas comedor.

    “Nos dimos cuenta que todos los operadores sociales más institucionales y sus trámites son muy lentos, y la necesidad es la que es, la gente tiene que comer cada día”, dice Nacho Ballesta, miembro de Health Warriors, que explica: “Hemos creado un modelo de organización circular solidaria en el que intervienen diferentes departamentos. Diferentes personas que eran el customer service, personas que contactaban a diario con diferentes hospitales y llevaban toda la gestión de los restaurantes, de los proveedores, de la logística, apoyados en los 35 taxistas, encargados de hacer llegar la comida a los sanitarios. Teníamos que ayudar a aquellas personas, enfermeras, celadores, médicos, cuya forma de vida y esfuerzo va dirigido a salvar vidas a diario, es excepcional”.

    Así se fue creando una gran familia con personas que no se conocían de nada. Más de 100 restaurantes pequeños, de barrio, que habían visto cómo su negocio quebraba, pero que se ponían a disposición de las personas que estaban peor que ellos con todo su capital humano y económico. Payeses y empresas que entregaban alimentos frescos para poder cocinar, llegando a crear un pseudo economato, taxistas que ayudaban a llevar las raciones de comida, e incluso más de cuarenta marcas, desde multinacionales a locales, que aportaban sus productos con un prisma muy claro, el de ayudar. Asociaciones que juegan un papel clave facilitando recursos y haciendo llegar comida a quien más lo necesita.

    Francesc Terns, fundador de Health Warriors, cuenta cómo surgió la iniciativa: “Al mirar las redes, veo que en Madrid habían empezado con restaurantes sanitarios, ya que había llegado antes el coronavirus. Entonces, vi esa misma necesidad en Barcelona. Y al comprobar que nadie lo estaba haciendo aquí, decidí hacerlo yo.”

    Porque los sanitarios, en primera fila de la batalla, agradecían cada pequeño gesto, tal y como lo cuenta el doctor Bonaventura Clotet: “Creo que la acción de Health Warriors es un ejemplo paradigmático de cuánto bien puede hacer lo que aparentemente puede parecer una pequeña cosa. Cuando apareció Health Warriors, fue como un ángel protector que traía comida y que nos daba energía para seguir. Su solidaridad y consideración nos hacían sentir como una gran familia, gracias a esas personas que estaban ayudándonos de una manera desinteresada. En aquellos momentos, que llegase la comida era un pequeño detalle de ternura que nos fue muy útil”.

    También Carlos Arias, celador de hospital Parc Taulí de Sabadell, ha querido transmitir su agradecimiento en el documental: “Llevo 20 años trabajando en quirófano y hemos vivido momentos muy dramáticos a lo largo de estos años, pero esto del Covid ha sido muy duro. Tengo muchos recuerdos de la época del Covid, muchos malos, pero algunos bonitos también y prefiero quedarme con estos últimos. Uno de los más bonitos fue el primer alta de la UCI. Un alta de la UCI, los aplausos, la alegría de los recuperados, es decir, había momentos emotivos”.

    Pero también marcas muy importantes a nivel estatal han donado producto sin pedir nada a cambio y colaboran estrechamente con el proyecto. Laia Mas, Public Affairs & Sustainability Director de Danone, explica que: “En un primer momento pensamos, hemos de hacer algo, no podemos quedarnos aquí como espectadores teniendo algo que ofrecer. Y ahí éramos 15 personas con 15 teléfonos, llamando y preguntando cómo te puedo ayudar. Conocimos a Health Warriors y vimos que tenían la capacidad de llegar a esa primera línea de fuego que eran los sanitarios. El hecho de ver estas plataformas era una manera de llegar donde no podíamos llegar, y eso demuestra el poder de las alianzas, que da igual de qué camiseta vistas, de qué color sea, que juntos vamos a poder ser más fuertes. Es verdad que aprendíamos con el día a día.”.

    Bernat Añaños, cofundador de Heura, otra de las empresas que ayuda en la iniciativa, confiesa que: “Health Warriors ha facilitado a las empresas y a las organizaciones la ayuda, porque muchas veces el día a día, organizar, puntos de recogida, es muy difícil y tendríamos que parar la actividad. Llegamos a repartir 1,5 toneladas de producto. Es mucho, pero poco porque el problema sigue ahí. Sí, estamos ayudando, pero queda mucho y lo que viene será más duro si no nos ponemos a trabajar conjuntamente.”.

    Nacho Ballesta, miembro de Health Warrios y director del documental Una Gran Familia, concluye su explicación: “Tenía muy claro que este proyecto debía de tirar para adelante con el apoyo y la fuerza de las personas. La fuerza de este proyecto son las personas, porque es un proyecto real.”.

    Actualmente, Health Warriors sigue fiel a su compromiso de ayudar a los más vulnerables. Así, cada semana se están creando cajas con alimentos saludables, algo fundamental, para poder abastecer y dar soporte a familias en un riesgo extremo de exclusión. “Personas que hace tres meses, dos semanas o días, tenían un trabajo, vivían al día en nivel de ingresos, pero tenían una situación más o menos normal, y que ahora no saben dónde dirigirse porque no tienen ingresos, están en ERTE, en el paro, no reciben ayuda y están desorientadas. Las ayudas no llegan y tienen una necesidad, son familias que tienen niños y niñas a los que dar de comer y no saben de dónde recibir los alimentos”, concluye Ballesta.

    Un proyecto para ayudar y capacitar a las familias
    El contenido de las cajas se basa en alimentos saludables porque no todo vale, especialmente en la alimentación de los niños en situación de vulnerabilidad, ya que el desarrollo físico y cognitivo en esta etapa es clave. Son los niños en riesgo de exclusión social los que presentan una incidencia de sobrepeso y obesidad más elevados respecto a la media debido a que acceden a alimentos de bajo coste y, a menudo, de baja calidad nutricional. Así, esta selección de alimentos se basa en recomendaciones nutricionales de guías alimentarias de referencia y cuenta con la supervisión la Fundació Alícia para asegurar el triple propósito de solidaridad, salud y sostenibilidad.

    Desde esta iniciativa se quiere aprovechar la llegada a familias vulnerables para capacitarlas mediante información práctica en hábitos de alimentación saludable, en la importancia de la planificación de los menús, el aprovechamiento de los alimentos y de cómo ahorrar recursos. Para ello, se han desarrollado una serie de materiales didácticos y talleres sobre alimentación saludable en que se ofrecen desde las entidades en las que se entregan las cajas.

    La Fundació Alícia, por su parte, ha supervisado y validado el contenido de estas cajas y el folleto informativo para que, además de dar alimentos, se aporte información que capacite a las familias para elaborar menús saludables especialmente en situación de precariedad agravada en la situación de pandemia.

    “Nuestro rol en el proyecto de Danone y Health Warriors, como expertos en alimentación y promoción de hábitos alimentarios, es orientar en la definición de los alimentos que forman parte de estas cajas y, sobre todo, en las recomendaciones dadas para su aplicabilidad.”, explica Sara Pareja, Nutricionista Dietista del área de salud y buenos hábitos alimentarios de la Fundació Alícia.

    Un movimiento colaborativo entre personas y empresas
    Se trata de un movimiento solidario y colaborativo entre personas, empresas y pequeños productores locales en el que participan entre 40 o 50 voluntarios, entre los que se incluyen empleados de Danone, que, a pesar de las difíciles circunstancias sanitarias, están comprometidos a diario para lograr que las cajas lleguen a las familias que más lo necesitan. Por su parte, diferentes empresas locales del sector agroalimentario también han querido sumarse mediante donación de producto para llegar a más familias.

    Se puede colaborar mediante la donación de alimentos saludables, aportación económica a través de la plataforma de Health Warriors, difundiendo la iniciativa en RRSS o uniéndose a la acción como voluntarios.

    Acerca de #UnaGranFamilia
    UnaGranFamilia es la iniciativa social que pone en marcha Cruz Roja, la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL) y Health Warriors, y a la que se añade Danone. El objetivo de #UnaGranFamilia es ayudar a niños en situación de vulnerabilidad a través de la alimentación saludable. Y con esta ambición, Cruz Roja, FESBAL y Danone se comprometen a ayudar a un millón de niños y niñas. Un reto que sólo se puede conseguir con el esfuerzo conjunto de la sociedad: ciudadanía y actores sociales juntos, como #UnaGranFamilia. Para ello, se ha lanzado el portal Unagranfamilia.es, desde donde es posible colaborar.