VINO

Un centenar de Mujeres Diviñas se reencuentran en Zaragoza

Las Mujeres Diviñas de Aragón han vuelto a disfrutar de una velada juntas en su tradicional cita benéfica, que el año pasado tuvo que celebrarse de forma online. Hasta un centenar de amantes del vino asistieron ayer miércoles a esta cita, la quinta edición, en el complejo Aura de Zaragoza, que también quiso colaborar con la causa aportando el espacio.

Risas, aplausos, anécdotas, solidaridad y, sobre todo, vino de Aragón. El acto estuvo conducido por Maite Puntes, experta en comunicación. El Club Diviñas, la única sociedad de mujeres amantes del vino que hay en Aragón y que se fundó en 2017, ya cuenta con 500 socias.

La cita se ha convertido en uno de los eventos vinícolas más destacados de la comunidad y ha conseguido reunir, a lo largo de este tiempo, a bodegueras, enólogas, directoras técnicas, presidentas, sumilleres… y, sobre todo, a consumidoras y aficionadas al vino.

«Estoy muy orgullosa de la gran acogida que ha tenido este año el encuentro. Estamos en un momento de transición y no sabía cómo iba a responder la gente, pero, desde luego, no puedo estar más orgullosa. Además, tengo que destacar algo muy importante y es que ha venido gente nueva. Mujeres que nunca habían estado en un encuentro Diviñas y yo confío en que no será el último. Ha sido una noche maravillosa, mágica y muy bonita. Sin duda, hemos podido comprobar que este evento es muy necesario y cada vez estamos más convencidas de que ha venido para quedarse», indicó la organizadora del evento y fundadora del Club Diviñas, Eugenia Blanco.

Durante el V Encuentro Mujeres Diviñas se cataron tres vinos y tres tapas y se hizo un recorrido por estos cinco años. Este año, las tres mujeres destacadas del mundo del vino que han contado sus experiencias en el sector y han realizado las catas han sido: Eugenia Blanco, conocida sumiller aragonesa, fundadora del Club Diviñas y organizadora del evento; Isabel Guerrero, una perfumista capaz de identificar la tipicidad de cada variedad de uva; y Marta Tornos, una reconocida sumiller y formadora en vino que dedica su vida al marketing de producto, a la comunicación y a la exportación de vino para diferentes bodegas aragonesas.

De esta manera, los vinos elegidos para este encuentro fueron un cava Monasterio de Veruela de Bodegas Monasterio de Veruela, perteneciente al Consejo Regulador del Cava, que se acompañó de una ensalada César en vasito de kikos crunch; un 12 Lunas blanco chardonnay de la bodega El Grillo y la Luna, perteneciente a la Denominación de Origen Protegida Somontano, acompañado por una fideuá de calamarcitos; y un tinto Valonga Garnacha de Finca Valonga, perteneciente a Vinos de la Tierra, maridado con una carrillera deshilachada con parmentier de trufa.

Tras la cata se ha organizado un wine bar con algunos de los vinos y cavas de las bodegas protagonistas de otras ediciones: Bodegas Tempore, Bodegas San Valero, Bodegas Meler y Bodegas San Alejandro.

El Encuentro Mujeres Diviñas ha conseguido recaudar, en sus cinco primeras ediciones, 3.800 € para la lucha contra el cáncer. De este total, 550 € corresponden a este último evento.