• MISCELÁNEA

    Diseños de botellas de aceite de Studio Glass

    Podría parecer el frasco de un sofisticado perfume francés. Otro podría ser la botella que guarda un bálsamo medicinal con un remedio de tus antepasados que ya no se encuentra en las farmacias. O también un bote de cosmética que contiene una crema para suavizar e hidratar la piel. Lo que llena estas botellas también es un producto con un carácter sofisticado y apreciado, pero no se trata de nada de lo que hemos mencionado antes. Lo que muestra Emmanuel Lorenzo, Director General de Studio Glass, son botellas de aceite. Así de natural, así de esencial.

    Desde  principios de los años 2000 la venta de aceite está cambiando por completo su modelo de negocio en España, pasando de la comercialización a granel dirigida a empresas extranjeras a la venta de aceite envasado en botellas destinadas a un consumidor final. Y eso requiere un cuidado envase que esté, por lo menos, a la altura del valor del producto que contiene.

    “Hace veinte años no había muchas botellas de aceite en España, era todo a granel y con garrafas de plástico” recuerda Emmanuel. Sabe bien de lo que habla, lleva años de experiencia con Studio Glass, una de las pocas empresas especializadas en el nicho de mercado de la personalización premium del vidrio. Con más de 20 años de trayectoria, Studio Glass ayuda a diseñar y decorarlos envases de botellas, copas y vasos de vidrio de las principales marcas de bebidas y alimentación gourmet; como los aceites que tenemos delante. Para ello, trabaja con serigrafía o recubrimiento entre otras técnicas. “¿Todo lo que pide un cliente se puede hacer?”, le preguntamos. “Si el diseño está claro y el vidrio ya existe, el segundo paso es adaptarlo, ofrecemos asesoramiento durante todo el proceso, pero yo no impongo nada, se trabaja codo con codo con los departamentos de marketing o packaging”.

    Entre sus manos, manipula con tacto una botella de 500ml de aceite de oliva Extravagancia, que al igual que su nombre sugiere elegancia y sofisticación. Una pequeña pieza artística que convierte el producto final, el contenido y el contenedor, en un lujo sobrio y minimalista. También muestra otra pequeña joya, una botella a medio camino entre un envase de cosmética y una botella más propia de una bebida de alta graduación. El estilo del aceite de oliva 9 Segons es de pureza geométrica y delicadeza con un diseño contemporáneo: Definitivamente es una creación única para un producto también muy único del cual solo se hacen producciones exclusivas.

    Pero el trabajo de Studio Glass con estas botellas no sólo tiene una finalidad estética, sino que también aporta funcionalidad. El hecho de crear botellas sin etiquetas de papel hace que la botella sea más limpia: “La ventaja es que no ves las gotas de aceite en el papel, con la serigrafía no quedan manchas en la etiqueta y esto no afectan a la imagen de la botella” explica.

    Otro recurso para transformar las botellas y dar este toque de distinción que busca el cliente es la pintura. Con tintes orgánicos es como se recubrió la botella de 9 segons.“El pintado en la botella también tiene un objetivo para el cliente, y es que así protege el producto de los rayos Uva y de la luz solar en general”. Es difícil encontrar una botella de aceite completamente transparente, pero más allá de las clásicas botellas de vidrio verde oscuro “podemos decorar un envase de una forma mucho más llamativa, pero al mismo tiempo con la idea de evitar estropear y cambiar el color del aceite sólo porqué se ha expuesto durante dos meses a una luz solar normal”.

    “En los próximos años, la tendencia es cada vez decorar más las botellas, también las de aceite, buscando la elegancia para crear un producto más complejo, “y en Studio Glass estaremos aquí para ofrecerlo”.