Los 
miembros 
de 
Qalidès 
con
 la 
presidenta, Mireia Torres, en 
el
 centro

Foto: Jordi
 Escofet
-
Punt
TV