• GASTRONOMÍA

    Protector de un solo uso para botellas de aceite en los restaurantes

    Olis Bargalló regalará a sus clientes de hostelería las fundas protectoras higiénicas, elaboradas en papel reciclado, para evitar así las monodosis de plástico

    La apuesta de Olis Bargalló por la sostenibilidad se mantiene firme más que nunca, pese al coronavirus. Ante la normativa que empuja a los restauradores a usar las monodosis de aceite, formatos de plástico y de un solo uso, Olis Bargalló ha creado una alternativa más ecológica: fundas protectoras higiénicas de papel reciclado y de un solo uso. Con estos protectores, el restaurador podrá mantener en las mesas de sus establecimientos, y al servicio de sus comensales, los envases de aceite de oliva virgen extra de vidrio de 250 ml. Pero en cada servicio podrá cambiar estas fundas para mantener las normas de higiene y seguridad contra el Covid-19. 
    Estas fundas de papel, diseñadas por Olis Bargalló, las recibirán los hosteleros de forma gratuita, para que en cada servicio puedan hacer el cambio. Pero, al ser de papel reciclado, el impacto en el medioambiente es menor, ya que éstas se pueden reciclar. De hecho, desde que se decretara la normativa a raíz del COVID-19 con recomendaciones para el retorno de la actividad de los restaurantes, Olis Bargalló se ha posicionado contra el uso de las monodosis, puesto que representan un malgasto para el restaurador, una reducción de la calidad -en las monodosis el aceite de oliva virgen extra se conserva en peores condiciones-, y un daño al medioambiente, puesto que el aumento de la producción de plástico va contra los principios de sostenibilidad. 
    “Queremos proteger el planeta, por ello, queremos mantener nuestro compromiso con la sostenibilidad, pero también nos preocupamos por la seguridad y por la higiene de los consumidores, por ello, apostamos por mantener los envases de vidrio para nuestros aceites, botellas que son reciclables, y colocarles estas fundas protectoras de papel, también 100% reciclables”, explica Francesc Bargalló, CEO de Olis Bargalló.