• RESTAURANTES

    Pa i Raïm, Premio a la Mejor Iniciativa Remenja’mmm

    El primer premio ha sido para Pa i Raïm de Palafrugell (Girona)

    Desde hace tres años, luchar contra el desperdicio alimentario tiene premio. La iniciativa Remenja’mmm, que surgió de la colaboración entre la Fundació Rezero, Banc de Recursos y grup gsr, llega hoy a su tercera edición con una gran participación a pesar de la difícil situación que está viviendo el sector de la restauración en estos últimos meses.

    El ganador del primer premio ha sido el restaurante Pa i Raïm, de Palafrugell (Girona). Un restaurante familiar de cocina tradicional reversionada. Una clara apuesta por el producto de temporada y el máximo aprovechamiento de los alimentos le ha permitido alzarse con el galardón. A lo largo de los años han ido introduciendo buenas prácticas para reducir el desperdicio alimentario, como nuevas recetas de aprovechamiento, una mayor presencia de productos locales y de proximidad y la oferta de raciones ajustadas a los comensales. Además, cuentan con la implicación de sus proveedores y de su clientela, con los que tienen un trato sincero y cercano que les permite avanzar juntos hacia la reducción del desperdicio.

    En esta dirección también trabajan los ganadores del segundo premio, el Cèntric Gastro del Prat de Llobregat (Barcelona). Un restaurante que incorpora la sostenibilidad desde una visión integral en toda la cadena de producción del restaurante orientada a la economía circular y de ciclo corto, pasando por la planificación de las compras, la oferta gastronómica y la gestión de los residuos. Más allá de las buenas prácticas que tienen incorporadas para el aprovechamiento de los alimentos y la reducción del desperdicio, también abordan otras problemáticas. Por ejemplo, tienen instalado un sistema de filtraje del agua y sirven la comida para llevar en envases compostables.

    El objetivo de la iniciativa Remenja’mmm es intentar hacer pedagogía de estas buenas prácticas, intentando remarcar la importancia de una buena gestión del excedente alimentario. Por eso, este año, se ha concedido una mención especial al Instituto Baix Empordà, de Palafrugell, por integrar la cultura de la sostenibilidad y de la reducción del desperdició alimentario en su proyecto educativo a través de los ciclos formativos y el aula restaurante, donde forman a futuros profesionales de la restauración.

    La deliberación de los ganadores ha contado con la colaboración de la administración y entidades de referencia como el Ajuntament de Barcelona, la Agència de Residus de Catalunya, la Federació Intercomarcal d’Hosteleria i Turisme y la Associació de Restaurants Sostenibles, así como personalidades del mundo culinario como Mingo Morilla y Ada Parellada o el activista Manuel Bruscas. Por primera vez, los ganadores de la edición anterior también han formado parte del jurado del Premio Remenja’mmm.