GASTRONOMÍA

Menorca será la Región Europea de la Gastronomía durante 2022

Este mandato tiene como objetivo posicionar Menorca como destino gastronómico de calidad, fomentar el aumento del consumo del producto local e impulsar un tejido empresarial fuerte y sostenible.

La isla balear acogerá más de 50 actos relacionados con la gastronomía isleña a lo largo del año.

Tierra bañada por el mar, el sol y la tramontana, donde la naturaleza ha sido preservada regalando paisajes de ensueño. Un destino que llama, cautivador, tanto por sus playas como por sus parajes y cultura. Y, cómo no, por su gastronomía.

Este es el resultado del clima y la geografía. Una cocina profundamente isleña, esencialmente payesa, intensamente mediterránea. Que transita entre el mar y montaña. Hay olivos, viñas, pesca, huerta y ganado que nutren una despensa de raíces en la que predomina la calidad y exquisitez en vinos, quesos, dulces, aceites, miel… Un mercado muy variado de productos frescos, de altísima calidad, que gracias al saber hacer de los autóctonos da lugar a un recetario tradicional sano y sostenible (basado en la internacionalmente reconocida Dieta Mediterránea), que a menudo incluye pinceladas de vanguardia.

En Menorca se va a comer bien. A descubrir producto. A volver con la cabeza llena de recuerdos sensoriales. Con el paladar cautivado y conquistado. Por todo eso, Menorca ha sido nombrada Región Europea de la Gastronomía 2022 por el Instituto Internacional de la Gastronomía, la Cultura, las Artes y el Turismo (Igcat). Un título que supone un intenso calendario de acciones y eventos a lo largo del próximo año, y que promete posicionar la isla como destino gastronómico de calidad, fomentar el aumento del consumo del producto local, promover proyectos de innovación y transformación que permitan el desarrollo de modelos innovadores en el sector agroalimentario y hacer que los propios menorquines sean los mejores prescriptores de su gastronomía.

Así pues, a lo largo de su año de mandato, Menorca celebrará acciones para poner en valor la isla como destino culinario top. Algunas de ellas ya consolidadas en el calendario de acontecimientos anuales de la isla (como la Fira del Camp, la Muestra de cocina menorquina o las diferentes jornadas gastronómicas), pero también nuevas propuestas pensadas para promover y dar visibilidad a los productos locales, al tejido de pequeñas empresas agroalimentarias y a los negocios vinculados a la restauración. En total hay más de medio centenar de actividades previstas que girarán en torno a la cocina, la cultura local, el territorio y la sostenibilidad como grandes ejes motores de este reconocimiento. A ello se sumará la celebración de actos vinculados a los 15 miembros de la Plataforma Europea de Gastronomía, como la entrega de los premios ‘European Food Gift Challenge’ y ‘Top Visitor’. En palabras de la presidenta del Consell de Menorca, Susana Mora, el programa será «dinámico, abierto a nuevas iniciativas, que pone de manifiesto el carácter colectivo y transversal de la declaración».

Este mandato y su calendario de actividades tienen como objetivo proyectar a nivel internacional todo el potencial gastronómico de Menorca, posicionando la isla como un destino destacado para el público gourmet y foodie.

Un lugar para tocar, oler, sentir, saborear y disfrutar el Mediterráneo a sorbos y bocados. No cabe duda de que 2022 dejará buen sabor de boca.

Y para llegar a la isla, Vueling ofrece una amplia oferta de vuelos a las Baleares durante el periodo de otoño e invierno con vuelos directos a Menorca desde Barcelona, con hasta 40 frecuencias semanales. Además, hasta el 10 de enero la aerolínea ofrece vuelos especiales a la isla también desde Valencia.