GASTRONOMÍA

Las propuestas de maridaje de Reserva Ibérica

Reserva Ibérica

Jamón ibérico y un cava muy fresco es la propuesta de Reserva Ibérica para este verano. Manuel López, experto afinador de jamones y Director de Reserva Ibérica, propone olvidarnos del vino tinto y descubrir esta combinación, ya que los matices del mejor jamón ibérico crecen y se potencia al mezclarlo con un cava fresco.

El primer paso es elegir el jamón, el genuino ibérico procede de cerdos de raza ibérica criados en las dehesas del suroeste de la península y alimentados únicamente con bellota. Entre las distintas denominaciones de origen cada Jamón Ibérico puro de bellota presenta sabores y aromas distintos dependiendo de la alimentación y también del clima que influye en el proceso de curación de cada pieza. Por otro lado, según la Denominación de Origen, el cava con el que debemos acompañar el jamón varía: así, en Reserva Ibérica aconsejan para los jamones de Guijuelo, más suaves, un brut nature. Para los de Jabugo (Huelva), más intensos en sabor, se recomienda un cava con más Reserva.

Una elección para los más clásicos es maridar el jamón ibérico con fino. Los finos aportan aromas que acompañan muy bien en la boca por su suavidad, por su tono ligeramente salado y por su baja acidez. Además, el toque amargo de los finos se suaviza con las notas dulces de la grasa del auténtico jamón de bellota.

Manuel López también defiende la cata del jamón ibérico con cerveza. La cerveza no sólo combina excelentemente con ácidos, picantes y platos muy especiados, sino también con el jamón y toda la gama embutidos y ahumados. Una alternativa por descubrir.

Más información: www.reservaiberica.com