VINO

Las nuevas tendencias de éxito de la D.O. CAVA desfilan en Barcelona

El presidente de la D.O. CAVA, Javier Pagés; la MW Sarah Jane Evans y el periodista y sumiller Ramon Francàs protagonizan una brillante jornada en la La Pedrera-Casa Milà de Bracelona.


Sarah Jane Evans, Master of Wine, durante su cata en La Pedrera-Casa Milà en la jornada de la D.O. Cava

La D.O. Cava celebró ayer una jornada profesional en la La Pedrera-Casa Milà de Barcelona para presentar las nuevas tendencias de la D.O. Cava, que congregó alrededor de 150 profesionales del sector, entre ellos: periodistas, sumilleres, bodegueros, compradores y muchos más.

El presidente de la D.O. Cava, Javier Pagés, abrió el acto con una ponencia donde analizó el presente y el futuro del cava y sus elaboradores. Lo hizo presentando por primera vez en público el nuevo sello de ‘Elaborador Integral’, una de las ambiciosas iniciativas de la exigente normativa de la que se ha dotado la D.O. CAVA con la nueva segmentación y zonificación.

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Cava distingue con este sello a aquellos productores que elaboran sus vinos al 100% en su propiedad (prensado y vinificación). De esta forma, se certifica que toda la producción se lleva a cabo en la propiedad, sin comprar vinos ni botellas en rima o en punta a otros elaboradores, y que los cavas se comercializan bajo marcas que no se comparten con otros elaboradores de Cava.

Javier Pagés insistió en la relevancia de este sello “a la hora de trasladar al consumidor una gran garantía de trazabilidad del producto”, y se mostró convencido de que “el sello de elaborador integral es para todos. Un control de producto desde el principio hasta el final. Es un concepto muy claro de lo que se quiere hacer y muy cercano a la viña, al territorio y al producto para alcanzar cotas de la más alta de calidad y prestigio. La D.O. CAVA lleva tiempo avanzando en los principios de calidad y esta normativa lo que permite es ahondar en un discurso para el consumidor, para que conozca el origen del Cava”.

Además, el presidente del Consejo Regulador añadió que “el Cava está en un momento impresionante y nuestro principal objetivo es añadir valor a las botellas que viajan alrededor del mundo. No hay una Denominación de Origen que tenga tanta visibilidad internacional como el Cava. Este valor es muy importante y la historia lo avala con el esfuerzo y trabajo de muchas generaciones y familias”.

Un total de 13 bodegas han recibido el sello de ‘Elaborador Integral’: Agustí Torelló Mata, Alta Alella, Cava Avinyó, Can Sala, Can Suriol, Celler Carles Andreu, Cava Gatell, Giró del Gorner, Juvé & Camps, Parató Vinícola, Parés Baltà, Romagosa Torné y Vins el Cep. Representantes de todas ellas subieron al escenario destacando el reconocimiento de sus bodegas y mostrándose altamente satisfechas y agradecidas por ello.

La ponencia también servió para poner en valor el ambicioso proceso llevado a cabo para implementar la nueva normativa del Consejo Regulador ya vigente, destacando su importancia en el camino hacia la producción sostenible y también ecológica. Una “obra que todavía no ha acabado y que queda camino por recorrer” resaltó Pagés.

La segunda ponencia la protagonizó la prestigiosa Master of Wine británica Sarah Jane Evans, una gran amante del Cava y del vino español, escritora, periodista y copresidenta de los Decanter World Wine Awards. Bajo el título de “Los cavas con vocación internacional” dirigió una muy interesante cata con cavas de alta gama de Vins el Cep, Juvé & Camps, Suriol, Alta Alella y Parés Baltà.

Sarah Jane Evans explicó que “los consumidores perciben los detalles y la conexión con las bodegas y esto es lo que consigue el nuevo sello de Elaborador Integral. El llegar al consumidor a través de una familia, historia, viñedo, origen, método y tradición. Cuando el Cava se vende y exporta a otro país, los sumilleres y tiendas buscan cosas diferentes. Siempre hay un lugar para Cavas distintos y eso es lo que el cliente del mercado inglés busca: curiosidades, origen y territorio”.

El periodista y sumiller Ramon Francàs fue el encargado de poner el broche de oro a la jornada donde explicó “¿Cómo crear una carta de Cavas excelentes?”. Detalló lo que hay que hacer y lo que es conveniente evitar, respondiendo preguntas como qué es lo que se debe tener en cuenta para elegir los Cavas en una carta de vinos de un restaurante.

El periodista y sumiller expuso diversas cartas de restaurantes y lamentó que “no es fácil ver botellas de Cava en los restaurantes. Quizás en sus cartas sí haya, pero no tanto en sus mesas”. Añadió que “no es lógico que el espumoso de calidad más exportado del mundo y el vino español más exportado no tenga un mejor trato y consumo en su cuna”. En este sentido quiso recordar que “el Cava suma 320 millones de kilos de uvas, contribuyendo a mantener preciosos paisajes ancestrales de viñedos. De hecho, suma más de 38.000 hectáreas de viñas, en las que trabajan 6.800 viticultores (son muchas familias). Además, sus 370 bodegas asociadas están presentes en más de 100 países”. Así pues, Ramon Francàs se dirigió a los restauradores, sumilleres y jefes de compra para manifestar que “no es superfluo, pues, que les pida que tengan más cavas en sus cartas, que difundan sus bondades entre sus clientes y que, en general, lo consumamos más. Deben pensar que pocos vinos en el mundo tienen tan alta versatilidad gastronómica como el Cava, como tampoco su excepcional relación calidad-precio”.

El cierre del evento contó con un espléndido ‘Paseo Gastronómico por el Cava’ que consistió en un showroom en el que se ofreció un recorrido por los cavas de prestigio de los elaboradores integrales en las categorías Guarda Superior Reserva, Guarda Superior Gran Reserva y Paraje Calificado armonizados con propuestas culinarias de primer nivel.