• DESTILADOS

    La Maison Hennessy da la bienvenida al Nuevo Año Chino con el reconocido artista Liu Wei

    Una obra de arte creada en especial para dos coñacs de la destilería del Grupo LVMH celebra la renovación y la esperanza para el futuro
     

    Liu Wei también ha colaborado con Hennessy en la creación de dos cocteles inspirados en su obra original y su significado de alegría y unión

    En 2021, la Maison Hennessy, propiedad del Grupo LVMH, se complace en celebrar el Año Nuevo Chino con «SPRING», una obra de arte encargada al reconocido artista contemporáneo Liu Wei, que ha creado un diseño especial para las categorías V.S.O.P y X.O.
     
    El Año del Buey se asocia tradicionalmente con la apertura, el talento y la confianza. Con este espíritu, la Maison Hennessy concedió a Liu Wei carta blanca para anunciar con su obra un período auspicioso que conlleve la promesa de esperanza, unión y horizontes brillantes.
     
    En su celebración cultural anual del Año Nuevo Chino, Hennessy reafirma sus valores inherentes de constancia y dedicación al arte a través de colaboraciones artísticas para distintas ediciones especiales. Encontró un espíritu afín en Liu Wei, cuya pintura dinámica y abstracta plasmada en «SPRING» rebosa color, movimiento y un sentido de transformación.
     
    La resonancia emocional de la pieza, que fue diseñada para permanecer abierta a la interpretación individual, está arraigada en una búsqueda constante de lo que el artista con sede en Beijing llama «un cierto tipo de belleza dentro de un mundo de posibilidades. Esta misión refleja el tradicional savoir-faire que los Master Blenders de Hennessy utilizan para elaborar coñacs excepcionales, generación tras generación.
     
    La histórica historia de la Maison Hennessy y su técnica para mezclar aguardientes fascinaron e impresionaron al artista cuando visitó Cognac por primera vez. Desde los viñedos de los alrededores hasta las destilerías y la Bodega del Fundador, el ritmo de vida en la Maison Hennessy está siempre guiado por el presente, y regido por un patrimonio único de cuestionamiento, exploración y perfeccionamiento de un proceso artesanal.
     
    «El coñac es un arte porque discernir aromas y sabores también depende de las emociones. Hay espacio para la imaginación infinita», observa Liu Wei. «Este coñac es ilimitado, se trata de explorar lo desconocido y no dar nada por sentado. La Maison Hennessy es una especie de cultura en sí misma. En Cognac, me di cuenta de cuánto tiempo y paciencia se requiere para hacer un barril o perfeccionar una mezcla. En un mundo donde tantas personas trabajan como máquinas, la Maison Hennessy se centra en la excelencia del gesto. Ambos llevamos la belleza del mundo a la vida a través del arte: lo que creamos es una expresión contemporánea de emoción», dice Liu Wei.
     
    Para Hennessy, Liu Wei concibió la obra «SPRING» como una invitación sensorial a experimentar la temporada de renacimiento a través de una pintura casi caleidoscópica que imparte un sentimiento de alegría. Un eco visual a la profundidad de coñacs Hennessy, la pintura aparece espontánea y orgánica; sus vibrantes tonos de fucsia, azul, verde y amarillo reflejan su espíritu. La elección del medio por parte del artista – como sus formas recurrentes – es el fruto de la reflexión y la resistencia, un gesto de autoexpresión y una metáfora creativa para las muchas direcciones que uno puede elegir para tomar en la vida.
     
    Además del diseño especial para las categorías V.S.O.P y X.O., Liu Wei también ha colaborado con Hennessy en la creación de dos cocteles inspirados en su obra original y su significado de alegría y unión.