VINO

La Huesuda, el nuevo vino del cantante Ariel Rot

Ariel Rot y La Huesuda 2013 copiaAunque poco a poco el mundo del vino español comienza a sacudirse su sempiterna imagen de solemnidad, aún se echan en falta iniciativas que contribuyan a romper las barreras entre esta bebida y las nuevas generaciones de consumidores.

Consciente de ello, y fiel a su doble condición de leyenda del rock and roll y gran amante del vino, Ariel Rot ha decidido dar un paso al frente para involucrarse directamente en el universo enológico, firmando su propio vino: La Huesuda 2013.

Para crear esta nueva etiqueta, el músico argentino radicado en España ha contando con la colaboración de su amigo Federico Oldenburg, crítico y escritor del vino y otros placeres. Ambos han rastreado los viñedos –y las copas– de España hasta encontrar la bodega que mejor se adaptara los principios que exigía este proyecto.

La encontraron, finalmente, en Fontanars dels Afornis, en la comarca valenciana del valle de Albaida. Junto a este pueblo, en una heredad con antecedentes vinícolas que se remontan al siglo XVII, se sitúa la bodega Los Pinos, pionera en viticultura ecológica en la D.O. Valencia. En los depósitos de esta pequeña bodega, Rot y Oldenburg cataron diversos vinos hasta encontrar lo que estaban buscando: un vino joven, de expresión poderosa y auténtica, que rehúye de la crianza en barricas para poner en relieve los matices que aportan tres variedades de nítido perfil mediterráneo: monastrell, garnacha y syrah.

Además, este tinto tiene la singularidad de no contener sulfitos añadidos, acorde a la metodología de los vinos naturales, que además de prescindir de herbicidas, pesticidas y otros productos químicos de síntesis –tal como hacen todas las bodegas bio–, proscribe terminantemente el añadido de anhídrido sulfuroso (SO2), un producto tóxico y perjudicial para la salud cuyo empleo está extendido en la viticultura convencional porque garantiza la estabilidad de los vinos tras el embotellado.

Así, con rock and roll y sin sulfitos, La Huesuda 2013 se presenta como un vino de arrebatadora nobleza, que cautiva con su intenso color purpúreo, seduce con aromas de ciruela madura, cerezas y balsámicos matices de eucalipto, y enamora definitivamente ofreciendo una boca rotunda y fresca, que invita a repetir el trago, una y otra vez, hasta perder la cuenta.