VINO

La D.O. Montsant presenta tres nuevos distintivos de garantía de origen y calidad

Se trata de una iniciativa pionera en todo el Estado y el proyecto más ambicioso de la D.O. Montsant hasta la fecha.

Consiste en una división del actual distintivo en tres nuevos sellos que diferenciarán tres categorías de vinos bajo las denominaciones de Viticultor-Elaborador; Elaborador-Embotellador; y Comercializadora.

El objetivo es garantizar aún más la trazabilidad de sus vinos y ofrecer la máxima información al consumidor.

Este nuevo sistema de categorías que empezará a utilizarse el próximo mes de abril, convivirá con el actual distintivo del Consejo Regulador por un período máximo de 2 años. Una vez transcurrido este período todas las bodegas inscritas a la DO Montsant deberán usar el sistema de distintivos diferenciados.

La Denominación de Origen Montsant presenta un nuevo sistema de diferenciación de sus distintivos de garantía de origen y calidad que, a partir de ahora, aportarán más información sobre los vinos Montsant. Y es que esta Denominación que tiene el rigor como bandera, quiere trasladar esa rigurosidad también a las etiquetas de sus vinos.

El nuevo sistema, una iniciativa pionera en todo el Estado, consiste en una división del actual distintivo en tres nuevos sellos que diferenciaran tres categorías de vinos bajo las denominaciones de Viticultor-Elaborador; Elaborador-Embotellador; y Comercializadora. Esta distinción se aplicará sobre las partidas de vino previamente calificadas y con etiqueta de vino aprobada por el Consejo Regulador de la DO Montsant.

Este nuevo sistema de diferenciación, un proyecto de la actual junta del Consejo Regulador y en el que se está trabajando desde hace más de 2 años, nace con el objetivo de dar la máxima garantía de trazabilidad del producto, así como con la máxima vocación de transparencia hacia los consumidores y consumidoras, y la voluntad de incrementar el valor de los productos del sector primario, reforzando su tipicidad y singularidad.

En palabras de Pilar Just, la presidenta del Consejo Regulador de la D.O. Montsant: «No seremos referentes si no trabajamos en la trazabilidad del producto. Queremos ofrecer transparencia, que el consumidor sepa lo que está bebiendo».

Los distintivos

Distintivo Viticultor – Elaborador

Con este nuevo distintivo, la DO Montsant pretende poner el acento en la importancia de la viña y el control del proceso de elaboración del vino por la bodega. Para obtener esta distinción, los vinos deberán proceder de uvas de fincas propias o habituales de la bodega, es decir, fincas arrendadas o de proveedores con un contrato mínimo de 5 años entre bodega y viticultor. Todo el proceso de elaboración de estos vinos, hasta el momento previo a ser comercializados, deberá hacerse en la propia bodega.

Distintivo Elaborador – Embotellador

Es el distintivo que definirá aquellas marcas en las que la procedencia de la uva o del propio vino sea de más de una bodega de la DO Montsant. Las bodegas que podrán incorporar este distintivo a sus referencias deberán estar inscritas en el registro de elaboración y tener actividad durante la campaña en cuestión.

Distintivo Comercializadora

En esta categoría se enmarcan aquellos vinos embotellados para un tercero, es decir, para empresas comercializadoras que deberán estar inscritas previamente en la DO. Son los conocidos como vinos de encargo.

Estampación holográfica: garantía antifraude

Una de las principales novedades que presentarán estos nuevos distintivos es que incorporarán un holograma de seguridad. Se trata de una herramienta de seguridad que protege el producto y la marca de posibles agresiones en el mercado como pueden ser las copias o las falsificaciones, gracias a una serie de elementos de seguridad claves que solo pueden ser detectados con herramientas muy específicas.

Este nuevo sistema de categorías convivirá con el actual distintivo del Consejo Regulador por un periodo máximo de 2 años. Así, las bodegas que lo soliciten podrán continuar utilizando únicamente el distintivo actual durante este periodo de convivencia. Una vez transcurridos estos 2 años, todas las bodegas inscritas a la DO Montsant deberán usar el sistema de distintivos diferenciados.

Una apuesta clara por la transparencia y el rigor

Con esta decidida apuesta por la transparencia, la Denominación de Origen Montsant quiere cerrar el círculo de la comercialización de cada botella, dando así la máxima información sobre la procedencia de sus vinos.

En el año en que se cumplen 20 años de historia, la DO Montsant quiere poner aún más el foco en el rigor de su trabajo. Rigor que pasa por continuar mejorando la trazabilidad mediante los controles en la viña y las bodegas, pero también con el etiquetado de los vinos, de manera que el consumidor, a la hora de comprar un vino Montsant, cuente con todas las garantías de calidad y origen de aquel vino.