RESTAURANTES

El concepto Katz enamora Madrid

Katz nació en 2020 como restaurante eco con oferta de desayunos, comidas, meriendas y cenas en la calle Gabriel Lobo de Madrid.

Su eje central son las carnes ahumadas, elaboradas de forma artesanal con recetas y técnicas propias de su familia. Sus pastrami le han catapultado a la fama casi de inmediato.

Hoy día, Katz es un concepto de restauración que incluye, además del restaurante, dos obradores propios de pan sin y con gluten con servicio take away en la misma calle y un puesto (núm.13) en el remodelado mercado de San Antón, en Chueca.

El restaurante Katz Madrid fue la primera apertura de un concepto gastronómico que el israelí David Bibi concibió para Madrid.

En Katz Madrid Bibi apuesta por el producto de cercanía y de producción ecológica, y sus elaboraciones son cosmopolitas de inspiración casera. Está situado en un pequeño local de la calle Gabriel Lobo, 26 de Madrid, en el distrito de Chamartín.

Tiempo después, nació el obrador y tienda take away, espacio que aúna panadería –panes de masa madre, harinas ecológicas y cocidos en horno de leña-, bollería y pastelería.

En el restaurante tienen una oferta que abarca todo el día. Abierto desde las 8 de la mañana hasta las 12 de la noche, en Katz ofrecen desayunos, comidas, meriendas y cenas.

La última aventura empresarial englobada en el Concepto Katz es su nuevo puesto en el renovado mercado de San Antón (Chueca). Situado en la planta baja del mercado, en el número 13, en el puesto tienen una muestra representativa de la oferta del restaurante y del obrador.

Katz es un espacio para dejarse llevar y disfrutar de sus sabrosos platos. Los desayunos y las meriendas incluyen tostadas de pan de masa madre como la de Guacamole, huevo duro y salsa holandesa, la clásica Tostada de tomate y AOVE o, la misma, añadiendo virutas de jamón ibérico.

Hay un buen surtido de Pancakes, casi todos dulces, excepto uno, el que se sirve con bacon y huevos. También hay tartas como la de Queso Donosti o el Brownie Katz con nueces (disponibles también como postre) y, cómo no, distintas piezas de bollería elaboradas en su propio obrador. Hay tres clases de Croissants: el francés, con chocolate negro y con chocolate blanco con pistachos. También tienen Rogalaj (un rollo tierno de masa brioche y chocolate típico de la gastronomía israelí) o el Cinnamon roll, un bollo de canela originario de los países nórdicos y muy popular en la gastronomía estadounidense. Para finalizar, también Borekas (empanadillas de masa muy fina típicas de Oriente Medio) rellenas de bacon y queso o de carne.

Para acompañar desayunos y meriendas hay café de autor con distintos tipos de leche, una cuidada selección de infusiones, smoothies naturales, limonada casera y kombucha.

Los fines de semana organizan brunch con huevos de corral y bacon crujiente, pastrami ahumado, queso crema sazonado con zaatar (mezcla de especias típica de Oriente Medio), hogaza de pan recién horneada, smoothie natural, borekas, croissant francés, fruta de temporada, café o infusión (17,80 €). además, de martes a jueves, cuentan con menú del día (11,50 €) que incluye pan y café.

La carta cuenta con carnes ahumadas, suculentas y artesanales, como el clásico Pastrami o el Pastrami de pollo que eleva el ave a su máxima expresión. Los pastrami se sirven en la Tabla degustación Katz, junto a bacon ahumado (otra genialidad de la casa) y queso viejo. También en formato sándwich con pan elaborado en casa: ¡uno de los platos más demandados y un capricho al alcance de todos!

Katz Madrid representa un crisol de culturas gastronómicas en el que encontramos platos de distintos orígenes como los Nachos con salsa cheddar, carne ahumada, salsa BBQ y pico de gallo, el Hummus, ensaladas como la Tres Boles (que contiene el propio hummus, una crema de berenjenas ahumada y otra de tomate, todas excelentes, que se sirven con pan crujiente por fuera y tierno por dentro) o la Ensalada Katz con tacos de pollo ahumado, bacon crujiente, parmesano y salsa.  Platos informales tratados con el cuidado más exquisito.

Además, Katz Madrid una completa carta de cócteles (entre 7,50 y 10 €) en la que encontramos combinados refrescantes como el Aperol Splitz o el Pimm’s Cup; de aperitivo como el Negroni o el Bloody Mary; tradicionales como los Whisky Sour, Bramble, Mojito o Cuba Libre, y clásicos con toque ahumado Katz como el Gin & Tonic, la Spicy Margarita o el Smokey Old Fashioned.