• GASTRONOMÍA

    Chocolates con historia, 100% trazables y 100% sostenibles

     A partir de ahora es posible seguir el rastro del corazón y el alma de los chocolates de Callebaut hasta las comunidades de cultivo.

    La nueva selección de habas de cacao trazables y 100% sostenibles permite que los artesanos y chefs puedan contar las historias que se esconden detrás de sus chocolates.

    Con más de 100 años de experiencia en el sector del chocolate, el grupo belga Callebaut® comprende el cambio que se está produciendo entre artesanos y consumidores fruto de una combinación de estrategias de desarrollo de mercado. Además de un gran sabor, los artesanos y consumidores exigen cada vez más una total transparencia en cuanto al origen de los ingredientes, una tendencia que ha ganado impulso durante la pandemia de COVID-19. En respuesta a este movimiento, Callebaut es la primera marca de chocolate del mundo a esta escala en lograr que sus chocolates sean totalmente trazables para artesanos y chefs. 
     
    En el mundo en que vivimos, la responsabilidad social y la transparencia ganan importancia para los artesanos y los consumidores. Hoy más que nunca, los consumidores buscan productos y marcas en las que puedan confiar, que garanticen una buena calidad y una visión clara con respecto a la sostenibilidad. Callebaut, siempre innovando y respondiendo a los cambios de tendencia entre los consumidores, ha dado un gran paso adelante para que el corazón y el alma de sus chocolates se puedan rastrear hasta las comunidades del cacao.
     
    Cacao sostenible y trazable
    La transparencia ha impulsado el consumo de los consumidores durante los últimos años, y esta cobrará incluso más importancia en un contexto post-COVID-19. Callebaut, un proveedor líder de Finest Belgian Chocolate es también un líder en la promoción de la transparencia.
    La masa de cacao, el corazón y el alma de cualquier chocolate belga negro o con leche, se elabora a partir de habas de cacao seleccionadas de calidad que ahora se puede rastrear hasta los agricultores que las cultivan y hasta sus comunidades en Ghana, Costa de Marfil y Ecuador.
    «La transparencia es esencial para crear confianza entre nuestras marcas y nuestros clientes en todo el mundo. La tecnología de vanguardia que acompaña a nuestra cadena de suministro de principio a fin nos permite abogar por la gente, la artesanía y la sostenibilidad que se esconde detrás de todos nuestros chocolates,» asegura Mathieu Brunfaut, director de Global Gourmet Brands en Barry Callebaut.

    Al unir fuerzas con la Fundación Cocoa Horizons, una organización sin ánimo de lucro con la misión de mejorar los medios de vida de los agricultores de cacao y sus comunidades, Callebaut asegura el abastecimiento de granos cultivados de forma sostenible directamente de grupos de agricultores registrados. El programa Cocoa Horizons impulsa la prosperidad de los productores de cacao mediante la creación de comunidades autosuficientes que protejan el medio ambiente y a los niños. 

    Empoderando a los artesanos para contar la historia 
    La diferenciación es fundamental para que los artesanos y los chefs sean competitivos y destaquen. Contar su historia – y la historia detrás de sus productos – es de suma importancia. La calidad y el sabor siempre han sido un punto de diferenciación; ahora se puede potenciar con un cacao de origen sostenible.

    Con la información proporcionada por una herramienta de rastreo online, los artesanos pueden contar la historia única que hay detrás de cada receta de chocolate Callebaut a través de una amplia gama de herramientas de comunicación. La información específica de cada lote de chocolate es accesible con unos pocos clics. Con su teléfono móvil, los artesanos pueden escanear un código QR impreso en la parte trasera de cada paquete y rastrear sus orígenes a través de una herramienta web de fácil acceso. El artesano puede rastrear el chocolate hasta las comunidades de agricultores de Cocoa Horizons que han cultivado el cacao y contar la historia detrás del singular proceso de fabricación del chocolate belga. 

    Callebaut invitó a los chefs Kirsten Tibballs y Håkan Mårtensson a visitar las cooperativas de cacao de Ghana y obtener así una perspectiva interna sobre la producción del haba a la tableta en Bélgica.  «Como chef, conocer los orígenes y la calidad de mis granos de cacao me ayuda a determinar los sabores y añade inspiración a mis creaciones», explica Kirsten Tibballs, propietaria de Savour School en Australia.


    Sabor y trabajabilidad únicos
    Los chefs han expresado la necesidad de un sabor de chocolate equilibrado. El sabor equilibrado del chocolate permite una amplia gama de oportunidades de maridaje que permiten crear postres, confitería y pastelería que atraigan a un amplio número de consumidores.

    Los nuevos chocolates de Callebaut – resultado de 4 años de investigación y desarrollo exhaustivo y pruebas extensas – conservan el carácter típico de la marca y su sabor reconocible, pero presentan una mayor intensidad de cacao, notas frescas de frutos rojos más prominentes y un mayor carácter con toques de amargor. Los perfiles más completos y complejos permiten experimentar todos los matices de sabor durante la degustación. La investigación reveló que que ocho de cada diez chefs preferían el sabor del nuevo Callebaut frente a otros chocolates belgas.
     
    «Al elaborar un perfil de los nuevos granos de cacao, creamos mezclas únicas para cada lote de chocolate y aseguramos un sabor consistente para el Finest Belgian Chocolate de Callebaut®», dijo Michelle Vandamme, Global R&D Project Manager de Callebaut.

    Además, se ha optimizado la trabajabilidad para una mejor fluidez, una cristalización más rápida y estable, mejor brillo, mejor comportamiento al crujir, un color más atractivo y una mejor contracción de los moldes. Estas son sólo algunas de las ventajas de la nueva gama de chocolate. Crear con chocolates con un rendimiento superior es la mejor garantía de un chef para la satisfacción y fidelidad de sus clientes. 

    Frédéric Depypere, director de I+D de Callebaut, dirige las actividades de desarrollo de productos: «Nuestro reto era simple: hacer del Finest Belgian Chocolate de Callebaut el N°1 indiscutible en trabajabilidad para las creaciones artesanales refinadas y estéticas de hoy en día. Porque eso es lo que los chefs quieren: un chocolate que les ayude a crear la perfección». 
    La nueva gama de Finest Belgian Chocolate se está presentando a artesanos de todo el mundo. Con la campaña «Siempre en busca de lo mejor», se pretende impulsar más que nunca a los artesanos y chefs a cumplir sus objetivos.