• descragar vyr
  • RESTAURANTES

    El chef Paco Pérez estrena BAO bar en Barcelona

    Paco-Perez en BaoEl pentaestrellado chef Paco Pérez vuelve a sorprender inaugurando un nuevo local informal en Barcelona. Si hace unos años decidió abrir L’Eggs –consagrado a los huevos– ahora su leitmotiv son los tan de moda baos, esos panecillos que se hornean al vapor tan característicos en todo el sureste asiático.

    “Una taberna informal para divertirse en la mesa pero muy seria en cocina: con el mejor producto, recetas originales y todo artesanal y hecho en casa”. Así define el propio Paco Pérez (Miramar, L’Enoteca, 5 by Paco Pérez, L’Eggs y La Royale) su nueva propuesta: BAO bar, ubicado en el barrio de Sarrià – Sant Gervasi, en la zona alta de la ciudad.

    Inspirado en las izakayas (tabernas japonesas), BAO bar ofrece una carta informal con platos sabrosos y sanos. Se sirven entrantes para compartir, ensaladas, brochetas.. pero, evidentemente, su plato estrella son los baos. Aunque los baos hace tiempo que han llegado a las cartas occidentales, los de Paco Pérez son únicos: tienen acento autóctono en el interior y son totalmente artesanales, elaborados con masa madre traída por el chef en sus viajes a Asia, harina Ylla especial, agua, levadura, azúcar, leche, aceite y sal.

    Si el exterior del bao sigue, con alguna variación, la receta asiática, el interior sabe a paisaje autóctono y se irá renovando. En la primera carta de BAO bar, Paco Pérez los rellena de: Buey de mar, corales, mayonesa y rábano; Frincandó de Wagyu; Lagarto ibérico (pieza del cerdo ibérico pegada al costillar, muy jugosa); torta del Casar, panceta y fries; Rabo de Wagyu y tendones al palo cortado; o Chipirón con huevo, bacon y salsa tártara.

    La oferta de bebidas de BAO bar también es singular. Muchas de las propuestas son para compartir: shake de leche de chufa, cacao y dátil; limonada natural con lima, menta y critronela; té de melocotón, mandarina y tomillo, y una Pink Panther con leche de chufa, frambuesa y miel, todas ellas de elaboración propia. También se sirven jarras de cerveza y “pichet” de vinos y sakes.

    Y todo en un ambiente que recuerda las izakayas (tabernas japonesas) y los markets nocturnos asiáticos, pero como en su carta, el local mezcla lo asiático con lo autóctono. En palabras de Paco Pérez: “BAO bar es una taberna informal donde divertirme y divertir, con una propuesta callejera que demuestra que, a veces, lo simple es lo más sofisticado”.