RESTAURANTES

Celebra el año nuevo vietnamita en el restaurante barcelonés Món Viêt

El Têt se celebra del 1 al 4 de febrero, coincidiendo con el Año Nuevo chino, dando la bienvenida al Año del Tigre.

Además de decoraciones tradicionales, durante el Têt se incluye en la carta un plato tradicional festivo, el banh chung, un pastel de arroz glutinoso, frijol verde y carne de cerdo, cubierto de hojas de plátano.

Foto: Marta Amat

Món Viêt, ubicado en el barrio barcelonés de Sant Antoni, es uno de los mayores exponentes de la cocina saludable, sabrosa y equilibrada de Vietnam en la Ciudad Condal. Abierto en 2017, este restaurante regentado por Anh Van Chac (segunda generación ya nacida en Barcelona) y su marido Carles Amat, acerca los platos más característicos de la comida callejera vietnamita a todos los amantes de las cocinas de Asia y a los curiosos por descubrir nuevos sabores y elaboraciones.

Como manda la tradición, el 1 al 4 de febrero Món Viêt celebrará el Têt, la fiesta más importante en el calendario vietnamita. Coincidiendo con el Año Nuevo chino (y el inicio de año en otros países asiáticos que comparten calendarios lunisolares), los vietnamitas reciben al nuevo año con celebraciones llenas de color, buenos deseos, ilusión y platos tradicionales. Uno de ellos es el banh chung, un tipo de pastel de arroz glutinoso, frijol verde y carne de cerdo, cubierto por las hojas de dong u hojas de plátano, según dónde se resida. Este pastel, de origen humilde, se prepara tradicionalmente en familia y es una ofrenda a la naturaleza para agradecer las buenas cosechas. Por supuesto, Món Viêt lo incluirá en la carta y estará disponible hasta agotar existencias.

Así mismo, no faltará ni la decoración típica ni las tradiciones con las que la sociedad vietnamita recibe al nuevo año, el Año del Tigre. Para dar la bienvenida al nuevo año, los vietnamitas siguen un decálogo que se divide entre lo que se debe hacer y lo que no. Las acciones que se deben realizar son: saldar las cuentas pendientes, regalar suerte, dinero y buenos deseos (para que te regrese), sonreír para iluminar la celebración con este estado de ánimo, vestir trajes nuevos y llamativos (el rojo o el amarillo atraen la suerte y la prosperidad) y visitar los templos y pagodas para orar por vivir un año de paz y felicidad. Lo que no se debe hacer es prestar dinero o pedirlo prestado, tratar con desprecio al semejante, barrer la casa durante los 3 días de celebración (bajo peligro de “barrer” la buena suerte), usar ropa blanco o negra y comer alimentos considerados como ahuyentadores de la fortuna (pato o calamar).

Món Viêt, en su afán de divulgar la riqueza cultural y gastronómica de la cultura de Vietnam, proyecta en la celebración del Têt una bonita ocasión para acercar esta cultura milenaria a los amantes de las culturas asiáticas.

El Têt se podrá disfrutar del 1 al 4 de febrero en el restaurante (Sepúlveda, 94), y su plato icónico, el banh chung también estará disponible para take away o delivery hasta agotar existencias. Más información: www.monvietbcn.com