• RESTAURANTES

    Carles Tejedor y Diego Guerrero cocinarán a 4 manos en Sofia Be So

    Iván Cruz, Carles Tejedor y François Chartier

    El próximo sábado 18 de mayo SofiaBe So –el restaurante del barcelonés hotel Sofia–, inicia un programa de cenas con referentes culinarios.

    Diego Guerrero es el primer chef en pasar por el exclusivo restaurante para crear conjuntamente con Carles Tejedor, un menú único que solamente estará disponible durante esa noche. El menú consistirá en una cena solo para once mesas. Una propuesta sorprendente en la que convergen técnicas asiáticas y  sudamericanas bajo un paraguas de cocina clásica nacional redefinida. Desde un plato elaborado con mochi de mole dulce, maíz y tuba hasta un sorprendente pichón con múrgulas, cacao y cerveza. Sin duda una experiencia única para el paladar.

    Diego Guerrero

    Un exclusivo encuentro entre dos amigos que reúne lo mejor de la cocina tradicional renovada de Carles Tejedor con la creatividad de la sorprendente propuesta gastronómica de Diego Guerrero, quien lideró el selecto Club Allard hasta alcanzar dos estrellas Michelin. Actualmente, Guerrero dirige su propio proyecto en el restaurante DSTAgE con una oferta gastronómica fruto de la multiculturalidad reconocida con dos estrellas Michelin. Dos conceptos gastronómicos a priori muy alejados pero con un claro hilo conductor que los une: el respeto hacia el  producto y su excelencia como eje central del menú.

    Esta exclusiva e innovadora propuesta gastronómica, que puede reservarse a través de la página web de Sofia Be So, se completa con el maridaje aromático especialmente creado para la ocasión por François Chartier. Una fusión de sentidos marinada con técnica y amistad que no dejará indiferente a los afortunados que tengan la oportunidad de disfrutar de esta experiencia única.

    El trabajo aromático, no obstante, habrá empezado antes, en la clasificación y catalogación de ingredientes para su composición en el plato. Día a día, actualizándose con el mercado y la temporada, Tejedor y Chartier trabajan codo con codo a nivel gastronómico uniendo productos, enfatizando el gusto de uno u otro, a lo que se suma la mente del chef al tratarlos, completarlos y aportarles sentido y textura. Porque es un trabajo en dos direcciones: del aroma a la carta y de la carta al aroma. “El aroma es retronasal, un sentimiento que se enseña, una memoria. El único sentimiento que debes aprender”. Y Sofia Be So te lo enseña.