• GASTRONOMÍA

    Altos de Torona presenta su aceite ‘Olivo de Altos’

    Olivo de Altos y es el primer aceite de oliva íntegramente producido, desde la producción olivarera a la transformación, en una bodega de O Rosal. Las Bodegas Altos de Torona lanzan la primera edición de su propio aceite, producto de tres variedades de aceitunas cultivadas muy cerca de las cepas de uvas, en la finca vitinícola de una sola pieza más grande de Galicia, ubicada en Tomiño. Se trata de la primera experiencia por la que una bodega del Baixo Miño (D.O. Rías Baixas) lanza también su propio aceite a partir su producción olivarera propia.

    Olivo de Altos es una aceite virgen extra elaborado con criterios de producción sostenible a partir de las variedades de aceituna picual, arbequina y hojiblanca. Las más de 2.200 horas de sol al año que recibe el olivar, y la orientación sur de la finca, son parte del secreto de Olivo de Altos. También lo es la proximidad de la finca al Océano Atlántico y del Río Miño: configura un territorio con un clima diferenciado pero perfecto para la aceituna en materia de insolación y maduración.

    Los análisis del aceite de virgen extra Olivo de Altos indican que organolépticas como nutricionales son excepcionales. Detrás de este logro, está también la extracción inmediata del aceite justo después de la recogida de la aceituna por procesos mecánicos.

    Altos de Torona ha querido darle a este lanzamiento un carácter exclusivo: la primera edición de su aceite consta sólo de 300 botellas de 50 centilitros en un envase premium especialmente desarrollado para la ocasión.