MISCELÁNEA

Albet i Noya culmina la Bodega de la Era con una cubierta de 130 placas solares

Es una apuesta hacia las energías limpias y renovables de Albet i Noya que ya participa, desde 2018, el proyecto de energía eólica y colectiva Vivir del Aire

Las nuevas instalaciones están dedicadas a la recepción de uva y fermentación de sus vinos ecológicos.

La vendimia 2021 en Albet i Noya será más sostenible que nunca. Y es que la bodega de Sant Pau d’Ordal, pionero en viñedos y vinos ecológicos desde 1978, acaba de instalar una cubierta solar de autoconsumo en su zona de recepción de uva y fermentación de vinos, lo que le permitirá llevar a cabo una vendimia mucho más eficaz y sostenible con energía limpia y renovable.

130 paneles fotovoltaicos presiden la nueva cubierta ubicada en la zona denominada la bodega de la Era, una obra que quedó inacabada con la llegada de la pandemia pero que este año ya luce y está operativa en las instalaciones de la bodega de Subirats.

No es la primera apuesta de Albet i Noya hacia las energías renovables ya que, desde 2018, la empresa participa activamente en el proyecto de energía eólica Vivir del aire, un aerogenerador de gran tamaño, pionero en el sur de Europa por ser el primer molino de viento financiado al 100% de forma colectiva y de propiedad compartida.

De este modo, Josep Maria Albet asegura que 100% de su consumo eléctrico, tanto de la bodega como de las casas particulares de la familia, proviene de energías verdes y renovables, ya sea de sus propias placas solares como de su aportación al proyecto eólico.

La vendimia en Albet i Noya comenzó el pasado 10 de agosto y, a pesar de estar marcada por la fuerte sequía y bajo rendimiento de la cepa, prevé entrar alrededor de un millón de kilos de uva de altísima calidad tal y como ya ha ido haciendo los últimos 15 años.