RESTAURANTES

Abren las terrazas de Marítim Restaurant, Attics y Daps

Terraza Attic

Con la llegada de la primavera, las mejores terrazas de Barcelona empiezan a abrir sus puertas al buen tiempo y se engalanan al sol dispuestas a recibir largas comidas de sobremesa, cenas románticas o, simplemente, una copa entre amigos. Hay terrazas de muchos tipos, cerca del mar, urbanas y en el mismo corazón de Barcelona. Es el caso de las del Marítim Restaurant, Attics y Daps. Tres opciones muy singulares, con personalidad propia.

La terraza del Marítim es la más mediterránea de la ciudad por su ubicación privilegiada en el puerto de Barcelona, en la planta superior del Reial Club Marítim, con una impresionante panorámica de 360º del puerto deportivo. Inaugurada el verano pasado, es obra del reconocido interiorista Lázaro Rosa-Violán, que la ha dotado de un aire vintage. Un punto de encuentro ideal para disfrutar de una cocina puramente mediterránea: pescado fresco hecho a la leña de encina y excelentes arroces. Imprescindible probar su combinado especial: el “Blue Marítim”.

El restaurante Attic, por su parte, en pleno corazón de Las Ramblas, acaba de re-inaugurar su espectacular terraza con el fin de modernizarlo, obra firmada por el arquitecto Dani Freixes, Premio Nacional de Arquitectura y Premio Nacional de Diseño. El objetivo de este re-styling, no es sólo actualizarlo para el público turista de esa emblemática calle, sino también para “colarse” en la lista de restaurantes a tener en cuenta por los barceloneses.

Comprende una zona chill out es ideal tanto para un almuerzo improvisado como para una comida de empresa o una celebración familiar. Destacan sus gin-tonics y cócteles.

La terraza del Daps, por su parte, es la opción perfecta para urbanitas convencidos por su perfecta ubicación en el centro de Barcelona, en la Avenida Diagonal. La interiorista Isabel López fue la elegida en 2011 para diseñar el nuevo Daps, una apuesta vanguardista a la vez que tradicional, en la que experimenta con diferentes texturas de la madera, al estilo japonés. La cocina es non-stop, se puede comer a cualquier hora del día y disfrutar de sus magníficos afterworks cada jueves con música en directo.