RESTAURANTES

10 finalistas del II Premio Promesas de la Alta Cocina

Víctor Ayoso, de la Escuela de Hostelería San Roque (Cádiz), segundo clasificado en la primera edición del PremioLa escuela de alta cocina Le Cordon Bleu Madrid ha anunciado hoy los 10 finalistas del II Premio de Promesas de la alta cocina. Los aspirantes, procedentes de toda España, competirán en la final el próximo 31 de mayo en la sede de Le Cordon Bleu Madrid. El jurado estará presidido por el chef alavés Diego Guerrero, ganador de dos estrellas Michelin, y compuesto por Javier Goya, uno de los cocineros y propietarios del restaurante revelación Triciclo, la reconocida periodista gastronómica Julia Pérez Lozano y tres chefs profesores de la Escuela.

Los jóvenes finalistas son: Francisco José Martín García, del IES Escuela de Hostelería San Roque de Cádiz, Daniel Castro Espinar y María Dolores Hedrera Bustillos, del IES Heliópolis de Sevilla, José Pablo Arán Martínez, del IES Almeraya de Almería, Alejandro Villa Pérez, de la escuela IES de Pravia de Asturias, Yarely Pérez Vera, del CIFP San Cristóbal de Las Palmas de Gran Canaria, Israel Coria Torrero, de la EHT Simone Ortega de Madrid, David Esteve Quero y Víctor Ródenas García de la Escola d’Hoteleria i Turisme CETT de Barcelona y Cristian Domínguez Quirós del Institut Escola d’Hoteleria i Turisme de Cambrils de Tarragona.

Además de una evaluación técnica de los chefs de la Escuela, para la valoración de cada candidato, se han tenido en cuenta las votaciones del jurado popular, recogidas a través de la página del Premio en Facebook.

Seleccionados entre los alumnos de todas las escuelas de cocina participantes, los diez finalistas han superado varias fases de selección. Ya en la final, se enfrentarán a una prueba de cuatro horas en la que todos competirán con una misma receta. El objetivo es que el jurado pueda evaluar la calidad técnica, la originalidad, el sabor, la presentación y la exposición de cada plato preparado.

Con estos premios, la escuela Le Cordon Bleu Madrid de la Universidad Francisco de Vitoria tiene como finalidad fomentar el compromiso de los estudiantes con su formación, premiando el talento, la creatividad y estimulando la formación como herramienta clave para las futuras generaciones de profesionales de la alta cocina.