Lando, inspiración europea en la Ciudad Condal

lando platoAcaba de abrir sus puertas Lando, un restaurante de inspiración europea, tanto por su local como por su oferta gastronómica, que, con una carta reducida, pero comprometida con el comensal, quiere aportar a Barcelona una nueva manera de entender la gastronomía.

Ubicado en el carismático barrio de Sant Antoni, donde en los últimos años se ha enriquecido exponencialmente la oferta gastronómica y el dinamismo, Lando se presenta como una sorpresa para los amantes del buen comer en el secreto Passatge de Pere Calders, uno de esos rincones a los que el viandante se asoma con curiosidad y timidez, y que últimamente está resurgiendo gracias a la incorporación de nuevos lugares como Lando, que ofrece un local único en Barcelona, de techos altísimos, sin vecinos, en un hangar acogedor y vívido que transporta, al igual que los platos, a una Europa cosmopolita y nostálgica de una tradición gastronómica reinventada. La madera, los azulejos, la sencillez y la honestidad son los protagonistas de un espacio que respeta la arquitectura de origen del local, un antiguo taller de coches.

La cocina de Lando presenta una nueva filosofía gastronómica que no se define a través de ninguna etiqueta ni de un patrón; crea su propio modelo de concepto de restauración: una cocina variada, partiendo de una cocina clásica europea, sin miedo a huir de lo mediterráneo, con platos generosos, pero ajustada en una carta reducida, para poder cocinar a diario y mantener la viveza de las materias primas, evitando oxidaciones y sabores envejecidos, dando una mayor importancia a la búsqueda de los productos de calidad. “El objetivo es conseguir que cada plato sea único y cuidado con el esmero que merece, tanto en su elaboración como en la calidad de sus productos. Algo que solo se puede hacer robando la confianza del comensal, luchando por cada detalle para no decepcionarle”, comenta uno de los cuatro propietarios de este local con capacidad para 70 comensales.

Bajo la supervisión del asesor culinario Bernard Benbassat, Lando ofrece al mediodía un menú de dos primeros, dos segundos y tres postres a elegir con bebida incluida a un precio fijo. Por la noche son tres los primeros y los segundos, así como cinco postres, también a elegir, bebidas a parte, por un precio fijo que variará, al igual que el menú de mediodía, cada semana, para sorprender constantemente a los clientes fieles.

Los sábados a mediodía la barra cobra un especial protagonismo, situándose en el centro de la actividad del restaurante e incorporando a su oferta platos con huevo y una selección de pasteles caseros, para quienes quieran optar por un late breakfast. Pero la barra es importante para Lando más allá del sábado. Es el complemento para quienes van a cenar, pero también un reclamo para quienes sólo quieren disfrutar de pequeños platos a la hora que sea, o para los que quieran ir sólo a disfrutar de una copa, de la música y del local.

 

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditDigg thisShare on TumblrEmail this to someone

« « Notícia anterior | Notícia siguiente » »

  • distform