Viña Ardanza 2010 Selección Especial

Viña Ardanza, uno de los vinos más emblemáticos de Rioja y con mayor reconocimiento internacional, presenta su nueva cosecha 2010. Un lanzamiento procedente de una de las mejores añadas de este siglo, que ha significado que la bodega La Rioja Alta, S.A. haya decidido otorgarle la calificación de ‘Selección Especial’ que solo antes habían obtenido los míticos Viña Ardanza 1964, 1973 y 2001.

Viña Ardanza 2010 Selección Especial

Tipo: Vino tinto


D.O.Ca. : Rioja


Variedad: 80% tempranillo y 20% garnacha

Graduación: 13,5% vol.


PVP: 21 €

Tras las fermentaciones, los vinos seleccionados pasaron a barrica en marzo de 2011, iniciando su crianza por separado: el tempranillo durante 36 meses, con seis trasiegas manuales y en roble americano de 4 años de edad media y la garnacha durante 30 meses, con 5 trasiegas manuales, en barricas de 2 y 3 vinos. Su color es rojo granate, de capa media alta.  En nariz destaca por su carácter fresco y especiado y en boca se presenta intenso en sabores, equilibrado, con agradable estructura y con finos y elegantes taninos. Su final es sedoso, con buen retrogusto, donde las notas de frutas rojas dulces y balsámicas le otorgan un amplio final. Maridaje: Asados de cordero, carnes rojas, barbacoas, caza mayor, guisos de pescado muy condimentados, quesos ahumados y curados.

Historia de un éxito

Aunque ya se elaboraba algunos años antes, fue en 1942 cuando oficialmente se registró la marca Viña Ardanza con el apellido de una de las cinco familias que en 1890 fundaron La Rioja Alta, S.A. y que hoy permanece muy unida a la bodega de Haro.

A finales del XIX, la plaga de la filoxera impulsó el nacimiento de las bodegas del Barrio de la Estación y la llegada de comerciantes y enólogos franceses que supuso que, durante sus primeras décadas, estas nuevas casas elaboraran sus vinos con un estilo muy francés debido a la importante influencia bordelesa. Era habitual que en las etiquetas de los vinos aparecieran referencias al estilo de su elaboración: ‘Estilo Medoc’, ‘Estilo Sauternes’ o, como en el caso de los primeros Viña Ardanza, ‘Estilo Borgoña’. Ese era el patrón enológico bajo el que se elaboraba esta referencia, de ahí precisamente el tradicional uso de la botella borgoñona.

Así se gestó Viña Ardanza, el vino que más fama y renombre ha dado a La Rioja Alta, S.A. Una marca que el transcurrir de los años ha transformado en mítica, y que, por sus características intrínsecas, su originalidad y personalidad, siempre ha sido el gran referente de esta centenaria bodega. Hoy, Viña Ardanza es indiscutiblemente uno de los grandes baluartes internacionales de Rioja.

La historia de este vino es una historia de éxito y, seguramente, La Rioja Alta, S.A. no ocuparía en la actualidad un lugar entre las mejores bodegas del mundo sin Viña Ardanza. Las míticas cosechas del 1964, 1973 y 2001, las excepcionales de 1970, 1985, 1989, 1995, 1996, 2004, 2005, 2007, 2008… Y, sin duda, este nuevo Viña Ardanza 2010 ‘Selección Especial’ que supone un paso más en la evolución y brillante trayectoria de uno de los vinos españoles más emblemáticos.

Las razones por las que este 2010 es ‘Selección Especial’

Julio Sáenz, el enólogo de la bodega del Barrio de la Estación, considera que “la cosecha 2010 ha sido una de las mejores del siglo y la mejor de los últimos años” y señala que “las claves fueron unas excelentes condiciones climatológicas, una magnífica sanidad con ausencia de enfermedades así como el acierto de esperar a vendimiar al momento más óptimo”. De ahí que el resultado fuera un “equilibrio perfecto en la maduración” de todos los componentes de una uva “extraordinaria”. Así, se fueron catando y optando por aquellos vinos que expresaban una “mayor intensidad aromática y tipicidad, viveza y frescura en el color, gran complejidad de sabores y potencial de guarda”.

En opinión de Sáenz, se trata de un vino que “sobresale por su impresionante evolución, manteniendo el tradicional carácter especiado y balsámico, logrando además potenciar la intensidad aromática de frutas rojas y una frescura y elegancia muy relevantes”. Por todo ello “este Viña Ardanza 2010 merece ser ‘Selección Especial’ y es el brillante resultado de todas las innovaciones que hemos ido paulatinamente introduciendo y supone un paso más en nuestra continua evolución”. 

Las señas de identidad de Viña Ardanza

El estilo actual de Viña Ardanza conjuga características que, desde su nacimiento, han permanecido inmutables, con innumerables innovaciones que paulatinamente se han ido introduciendo para definir su reconocida personalidad actual. Permanente ha sido, por ejemplo, que siempre ha sido un vino de mezcla de variedades (tempranillo y garnacha) y parcelas, así como el uso de roble americano para su envejecimiento o que, como el resto de vinos de la casa, no se elabora todos los años sino solo en aquellas cosechas en las que ambas variedades tienen la alta calidad exigida.

Entre las novedades que La Rioja Alta, S.A. ha ido aplicando a su Viña Ardanza destacan, por ejemplo, el empleo exclusivo desde 2008 de uvas y viñedos propios, mejoras en la vendimia, la selección óptica de la uva, la crianza por separado de cada variedad, el notable rejuvenecimiento del parque de barricas o la reducción del número de trasiegas. Y, además, un factor determinante para esta marca: la finca La Pedriza de Tudelilla. Sus suelos pobres, muy drenantes, con cantos rodados, altitud, horas de sol, oscilación térmica día-noche… son condiciones óptimas para obtener unos vinos que, en el coupage final con el tempranillo, aportan notas vivas y frescas, aumentan la intensidad aromática y proporcionan una estructura agradable, de buen cuerpo en boca, aportando especias y golosura en el retrogusto durante largo tiempo.

Una nueva imagen

Este nuevo Viña Ardanza 2010 ‘Selección Especial’ se comercializa ya en más de 70 países con una nueva presentación desarrollada por la prestigiosa agencia londinense Claessens International. De esta forma se ha recuperado el tradicional azul que este vino vistió durante una época, respetando su patrimonio y autenticidad y dotándole de una elegancia atemporal y contemporánea, propia del vino, de la marca y de los consumidores de todo el mundo que disfrutan de una nueva cosecha que ya ha recibido los halagos de los principales prescriptores y catadores del mundo.  

La cara más solidaria de Viña Ardanza

Más de un millón de euros. Esa es la cantidad que ya ha superado en 2019 el programa ‘Viña Ardanza Solidario’ impulsado por la bodega de Haro mediante el que, anualmente, destina el 1% de sus beneficios netos –con una cantidad mínima garantizada de 100.000€– a proyectos agrícolas de cooperación en países subdesarrollados. Una iniciativa puesta en marcha en 2007 y que ha permitido ayudar a miles de personas tremendamente necesitadas en el Tercer Mundo.

Bodega La Rioja Alta, S.A.


Avda. de Vizcaya, 8


26200 Haro (La Rioja)


Tel.: 941 310 346

www.riojalta.com