Reynal

El primer vino de aguja

Actualmente, el consumo del vino de aguja se ha ampliado considerablemente, pero Pinord continúa ofreciendo al mercado un vino con dos características únicas: la de haber sido el pionero que abrió el camino a los vinos de aguja, y el de elaborarse por fermentación natural, con lo que, además de ser el primero, Reynal es el auténtico vino de aguja.

Reynal Blanco Suave
Tipo: Vino de aguja
D.O.: Penedès
Variedad: Tempranillo
Graduación: 10,5% vol.
PVP: 4,40€

Vino elaborado con las tres variedades típicas de la zona: macabeo, parellada y xarel·lo. Una vez fermentadas, se realiza una segunda fermentación. Después se estabiliza y se embotella. Claro y brillante, de color amarillo paja. Al descorchar la botella, se puede nver claramente las finas burbujas que se van desprendiendo. Las distintas variedades que conforman el coupage dan unos aromas afrutados que lo hacen muy agradable.
 Destacan los cítricos como la manzana y la piña. En boca se vuelve extremadamente suave y fresco gracias a los sabores de fruta junto con el fino desprendimiento de las burbujas que nos llenan el paladar. Nos da una sensación final de equilibrio y armonía muy agradable. Un vino ideal para acompañar arroces de pescado, arroces mixtos, crustáceos, ensaladas de arroz, ensaladas de pasta, frutas dulces, moluscos de concha, pasta con salsa de tomate, pasta con salsas marineras y pescado blanco.

Un poco de historia
La historia de Bodegas Pinord se remonta a más de ciento cincuenta años, cuando en su propiedad de Sant Cugat Sesgarrigues (Barcelona), la familia Tetas comenzó a elaborar vinos blancos y tintos, procedentes de uvas de cultivo propio, que ya entonces se elaboraban y criaban siguiendo los tradicionales métodos artesanales propios de la zona.

Es en 1942, cuando Josep Maria Tetas creó la actual bodega, instalándola en Vilafranca del Penedès, a tan sólo cuatro kilómetros de la finca original.
De esta finca, precisamente, se escoge el nombre para la marca de la empresa, Pi del Nord –Pino del Norte–, que hoy en día está reconvertida al cultivo ecológico y sigue suministrando una uva de excelente calidad, tal como lo hacía un siglo atrás. Entonces Miquel Tetas, padre de Josep Mª, vinificaba el xarel·lo de las fincas y viajaba durante toda la noche en un carro con dos barricas de 500 litros hasta Barcelona, donde se apreciaba especialmente la finura de sus vinos.

Pero, rápidamente, Josep Mª Tetas, curioso y emprendedor, fijó su atención en esas pequeñas cantidades de carbónico que desprenden, espontáneamente, algunos vinos jóvenes como los vinos petillants franceses o los frizzantes italianos y comenzó a investigar en el modo de elaboración para poder fijar ese carbónico en el vino. Así, tras varios años de pruebas y de mejoras en el proceso, acaba viendo la luz el primer vino de aguja en España, el Reynal.

El éxito no se hizo esperar y superó las expectativas: en poco tiempo, Pinord empezó a exportar sus vinos por todo el mundo y la bodega experimentó un gran crecimiento. Se ampliaron las instalaciones y se incrementó la producción. Fue durante estos años, cuando nacen los cavas Marrugat, apellido de la esposa de Josep M. Tetas, de familia también con arraigada tradición vitivinícola en el Penedès. También se empiezan a elaborar una serie de vinos tranquilos, moscateles y otras especialidades que acaban conformando un catálogo muy completo, otorgando un reconocido prestigio a la bodega durante los años 50 y 60. Es entonces cuando Pinord se convierte en uno de los referentes más importantes del Penedès.

Los vinos de aguja de Pinord
Como comentábamos antes, en 1942 Bodegas Pinord fue pionera convirtiéndose en la primera bodega elaboradora de vinos de aguja en España.
Las finas burbujas que desprenden los vinos de aguja proceden de una fermentación natural y de los azúcares residuales de la uva que le otorgan unas características especiales de frutosidad. A la vez, son vinos de paladar ligero y suntuoso, que los convierten en idóneos para consumirlos en cualquier momento del día.
Los primeros vinos de aguja fueron la familia de los Reynal, años más tarde Pinord elaboró la familia de La Nansa, elaborados con variedades distintas y, más recientemente, el Moscato Mediterráneo, vino más dulce, ideal para el aperitivo.

Reynal Rosado
Vino elaborado con tempranillo. Una vez fermentadas las uvas, se realiza una segunda fermentación. Después se estabiliza y se embotella.
Color rosa rubí brillante en el cual se puede observar el ligero desprendimiento de las burbujas de carbónico. El aroma es complejo, destacan sus aromas frutales como la frambuesa o la fresa productos de su fermentación y de la variedad tempranillo. En el paladar lo encontramos ligeramente dulce llegando, de este modo, a un equilibrio entre la acidez y el cuerpo con el alcohol. La liberación del carbónico le proporciona un carácter fresco.
Ideal para acompañar arroces de montaña, arroces de pescado, arroces mixtos, ensaladas de arroz, ensaladas de pasta, jamón dulce, pasta con salsa de carne, pasta con salsa de tomate, pasta con salsas marineras, pescado azul, pizza, pollo a la plancha, salpicones y aliños.

La Nansa Blanco
Elaborado con chardonnay y macabeo. Se hace una selección de las uvas, se prensan, se fermentan y se hace una segunda fermentación de donde obtenemos unas finas burbujas. Transparente y cristalino de color amarillo pálido, con tonalidades verdes. Se observa el desprendimiento de las finas burbujas, que suben a la superficie, formando una leve corona. Destaca por su intensidad aromática de carácter afrutado, sobresalen el plátano verde, la manzana y el albaricoque. La influencia de la uva chardonnay contribuye a darle un elegante perfume. Paladar fresco, fino, en el cual siguen destacando las frutas, que lo armonizan. Sus finísimas burbujas lo hacen refrescante, con cuerpo suficiente teniendo un posgusto largo que deja una sensación final muy equilibrada. Marida con arroces de pescado, arroces mixtos, crustáceos, ensaladas de arroz, ensaladas de pasta, marisco con salsa, moluscos de concha, pasta con salsa de tomate, pasta con salsas marineras, pescado blanco, pescados con salsa y pizza.

Moscato Mediterráneo
Elaborado a partir de la uva de moscatel de Alejandría, ha sido fermentado a 10ºC de temperatura. Posteriormente se conserva en frío y se embotella.
De color amarillo pálido con burbuja pequeña. Aroma intenso, limpio y fresco, con mucha flor blanca, fruta tropical y notas de fruta carnosa de hueso madura y con ligeros toques de membrillo. Dulce en boca pero no pesado, muy fresco y con carbónico agradable. Fruta muy nítida y jugosa. Acompaña bien arroces de pescado, arroces mixtos, crustáceos, frutas dulces, moluscos de concha, pescado blanco y repostería

Presentes en todo el mundo
Bodegas Pinord está presente en los cinco continentes y el número de nuevos 
países que tienen sus vinos y cavas se incrementa, año tras año. Actualmente, Pinord está presente en más de 45 países del mundo.

Abiertos a las visitas
Pinord abre sus puertas a todo aquél que quiera conocer su bodega, sus viñedos y sus productos. Realizan visitas guiadas a sus bodegas del Penedès y del Priorat, organizan catas y, quien quiera profundizar más en la elaboración del vino, puede realizar trabajos en las viñas. Los visitantes tendrán la oportunidad de conocer los principios de la agricultura ecológica, los inicios de la bodega y sus productos.

Bodegas Pinord
Dr. Pasteur, 6
08720 Vilafranca del Penedès (Barcelona)
Tel.: 938 903 066
www.pinord.es